morir matando

17 02 2013

diego-torres-ana-maria-tejeiro-1Tengo ganas de que el juez Castro termine la instrucción del Caso Nóos y que la audiencia de Palma convoque a los imputados, los juzgue y dicte sentencia. Al final si Diego Torres e Iñaki Urdangarín son declarados culpables, me gustará que cumplan condena sin ningún tipo de privilegios y que los ciudadanos de este país puedan creerse que, como dijo el Rey, todos somos iguales ante la ley.
Uno de los problemas de la justicia en España es que, como tenemos imputada a tanta gente conocida de la vida pública, esto se parece a un circo en el que sus protagonistas se pasean más tiempo por los juzgados y las televisiones que por los pasillos de la cárcel.
Cada día conocemos una golfería más de las que supuestamente hicieron los dos máximos responsables de Nóos, y el estado de la opinión pública sobre este asunto va consolidándose en la certeza de que los dos imputados principales tienen muy difícil irse de rositas. Estoy persuadido de que, aunque a todos nos asiste el derecho a la presunción de inocencia, cuando a uno el marido de otra le pilla con los pantalones a la altura de las rodillas tiene muy complicado convencerle de que no estaba a punto de cepillarse a su prójima, por eso los abogados de Torres y Urdangarín van a tener que hacer malabares jurídicos para que el juez acepte pulpo como animal de compañía.
En todo esto, mi tocayo Diego Torres cree, que repartiendo la porquería, a él le va a salpicar menos mierda, pero creo que se equivoca, porque todo apunta a que el cerebro de las golferías era él, el cómplice necesario para hacer efectivos sus contactos era el yerno del Rey, y los demás a quienes quiere involucrar es posible que también tengan responsabilidades, pero no se va a librar por mucho que salpique a otros.
Algunas de las afirmaciones que ha hecho ante el juez Castro tiene que acreditarlas, y ya hay algunos que han negado que diga verdad (entre otros el abogado de la parte contraria al que acusa de haberle ofrecido dinero para que guardase silencio) pero sea verdad o mentira lo único que puede hacer es morir matando pero no salvarse de la quema porque él tienen toda la pinta de haber delinquido.

Anuncios




Depardieu y los impuestos

19 12 2012

1261468132_850215_0000000000_sumario_normalEn pleno debate social, político y policial sobre evasores fiscales y defraudadores, ha surgido una noticia en el Pais vecino que no conviene mezclar ni confundir con el asunto de los golfos insolidarios que tienen cuentas no declaradas en Suiza o blanquean dinero con ayuda de algún chino.
Me estoy refiriendo al caso de Gèrard Depardieu que ha decidido trasladar su residencia a un pueblecito belga a 10 kilómetros de Francia, para pagar menos impuestos. En sus 45 años de carrera como actor ha pagado más de 145 millones de euros a la Hacienda de su país y ahora le anuncian una nueva presión fiscal. Su decisión de irse de Francia ha merecido el insulto del primer ministro que le ha llamado “ser despreciable” y esto ha hecho que el aludido haya devuelto su pasaporte diciendo que no le interesa ser francés con un gobierno como el de François Hollande.
Depardieu , como cualquier buen actor es un histrión y las exageraciones forman parte de su manera de expresarse , pero su gesto es una llamada de atención contra la voracidad recaudatoria de los gobiernos. En España al menos no es legal poner impuestos confiscatorios, porque la gente trabaja y merece poder disponer de la mayor parte de su remuneración para hacer con ella lo que le venga en gana, porque lo contrario sería trabajar como esclavos para el Estado, pero en algunos países los gobiernos fríen a impuestos a sus ciudadanos, con retención de más del 75 por ciento y luego dilapidan esos recursos en asuntos innecesarios.
Colaborar con la Hacienda es un deber ciudadano pero administrar bien los dineros que los gobernantes nos quitan de nuestros bolsillos es una obligación de los políticos.
¿Alguien se ha preguntado qué cantidad de nuestros impuestos van directamente a cubrir sueldos, sinecuras y privilegios de nuestros políticos? Gérad Depadieu no es un evasor fiscal y quienes les critican en muchos casos tienen cuentas en Suiza, porque cosas así no la hacen solo los de CiU.





el solucionador de problemas

18 12 2012

rajoyEn tiempos como los que vivimos no estamos en España para ningún tipo de efemérides ni tampoco para sacar pecho por casi nada, aunque entiendo que el gobierno haya aprovechado que ya ha cumplido un año para intentar explicar o justificar lo que muchos españoles no están dispuestos a entender o a aceptar.
Yo creo que a este gobierno le ha pasado lo que estaba previsto. Los eligieron por mayoría absoluta por dos razones: los ciudadanos querían que se fuesen los socialistas por lo mal que lo habían hecho al tiempo que le otorgaban su confianza a un partido que decía que iba a solucionar los graves problemas en los que nos había metido el anterior presidente del ejecutivo.
El discurso de Rajoy y los suyos cuando estaban en la oposición sonaba muy bien porque hablaba de poner orden en las cuentas, evitar el despilfarro, bajar los impuestos y crear empleo y, aunque decían que iba a resultar complicado, mantenía su promesa de convertirse en el “solucionador de problemas” que necesitábamos los españoles, y a eso se agarraron los votantes.
Lo que los políticos nunca deben olvidar es que los electores, cuando existen graves problemas, son impacientes y buscan a alguien que los resuelva con urgencia, por eso por más que se empeñe el presidente del gobierno en hablar la ”herencia recibida”, las presiones de Europa, y la necesidad de hacer lo que sea para que los intereses de la deuda no nos ahoguen, al personal no le valen explicaciones, porque lo que exige con soluciones.
Todo esto no le ha pillado por sorpresa al gobierno que sabía dónde se metía y conocía las dificultades que se iba a encontrar, pero Rajoy prefirió suavizar su mensaje durante la campaña electoral porque el tacticista de Arriola le convenció de que las malas noticias era mejor que las contara cuando ya hubiese ganado las elecciones.
Con la calle movilizada (que es lo que toca cuando gobierna la derecha) y la sociedad huérfana de alternativa, como indican todas las encuestas, el presidente de gobierno hace lo que puede aunque no lo que prometió, convencido de que tiene fuelle y apoyos parlamentarios suficientes para que , antes de que concluya la legislatura, pueda decir: “os lo dije, esto tenía arreglo”.





a por ellos, señor ministro

14 12 2012

1353608093001Falciani-detalle-galeriac4 A veces los ministros tienen buenas ideas y Montoro,en este caso y sin que sirva de precedente, ha tenido una muy oportuna. Ha anunciado que el Ministerio de Hacienda está estudiando reformar la legislación para poder hacer públicos los datos identificativos de los mayores defraudadores y morosos de España.
En relación a esta iniciativa se me ocurren, al menos, dos ideas.
En cuando a los grandes defraudadores y evasores de capital, si los conoce el gobierno ¿ por qué no les ha metido mano fiscal y legalmente ya? Me parece bien que publique sus nombres, pero si no tienen vergüenza es muy probable que no les importe que se sepa quienes son. Lo que más les puede molestar a estos personajes insolidarios es que les impongan una multa, les regularicen a la fuerza y que les condenen a prisión . Así que, señor Montoro, a por ellos, que usted los conoce porque tiene la información contenida en la lista Falciani, con los nombres de esos defraudadores con cuentas en Suiza.
El tal Hervé Falciani, para quien no lo recuerde, es un informático francoitaliano que copió 130.000 cuentas de supuestos defraudadores, mientras trabajó en la sede suiza del HSBC, y que en la actualidad está en prisión en España porque Suiza ha pedido su extradición “por revelación de secreto bancario”. Existe un movimiento en favor de su liberación, porque lo contrario significaría hacer un gesto a favor de los paraísos fiscales que tanto critican algunos con la boca pequeña. Francia y Alemania ya han pillado a muchos de sus evasores gracias a esta lista.
En cuanto a los morosos no hace falta que publique la lista porque es la propia Administración Pública la que incumple la ley aprobada en el Parlamento que obliga al Estado Central, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos (que son los principales morosos) a pagar sus deudas en un plazo máximo de 90 días. En el mejor de los casos pagan sus deudas a los 300 días, cuando algunas empresas ya han cerrado porque no aguantaban más.
Así que a hablar menos y a cumplir lo prometido.





un método expeditivo

5 12 2012

Mira por donde en Alemania también tienen a sus Díaz Ferrán. y no es que pueda consolarnos algo así porque desde siempre se sabía que los golfos y defraudadores están repartidos por todo el mundo, pero desde que la señora Merkel es la encargada de echarnos la bronca al resto de los países de la Unión Europea, tenemos un complejo de ser los peores de la clase que no hay quien nos lo quite de encima.

Según fuentes de la fiscalía alemana, se calcula que fundaciones y ciudadanos individuales  tienen depositados 150.000 millones de euros de dinero negro en bancos suizos , y  para luchar eficazmente contra esa lacra, el gobierno germano compra desde el año 2007 información sobre defraudadores a denunciantes anónimos que trabajan en la banca suiza, y por cada 3 millones y medio de euros que se gasta en obtener estos datos recupera para el fisco 1.300 millones.

De esta forma no sólo ingresan importantes cantidades de dinero defraudado al fisco  sino que además provocan un efecto de pánico muy saludable, porque para evitar sanciones más graves 40.000 defraudadores se han autoinculpado y han regularizado su situación con la Hacienda de la señora Merkel.

Es cierto que en Alemania está abierto un debate que pone en cuestión este método porque algunos consideran que no es correcto pagar a chivatos anónimos que, además sustraen esa información a las entidades bancarias en las que trabajan, pero mientras se solventa esa duda las autoridades germanas siguen recaudando.

Alemania y Suiza pretendían aprobar un acuerdo fiscal que grabaría entre el 21 y el 41 % las cantidades que anónimamente se ingresaran en la Hacienda del primero de los países del dinero negro depostitado en la Confederación helvética, pero  el Bundesrat lo ha rechazado no solo por una  cuestión ética sino porque consideran mas eficaz y ejemplarizante pillar a los defraudadores y multarles.

No está mal el método y aquí deberíamos hacer lo mismo.





protejamos la sanidad pública

12 11 2012

No sé cuál será la experiencia de cada uno de vosotros en esta materia, pero si hay algo que te encoge el corazón, te hace llorar a solas y aunque pienses que no crees en nada te lleva a rezar, es la enfermedad de un ser querido que crees que puede morir. La salud es el bien que hay que proteger de forma prioritaria y eso lo sabe todo el mundo pero quienes nunca deben olvidarlo son los poderes públicos.
En Canarias van a cerrar la unidad pediatrica de cirugía cardíaca que atiende a los niños de las islas con lesiones graves de corazón, en Madrid el Hospital Universitario de la Princesa va a dejar de ser un Hospital General para convertirse en un centro geriátrico en clntra de las opiniones de los expertos y en Cataluña no paran de clausurar servicios sanitarios.
Gestionar mejor los servicios públicos es una obligación de todo gobierno pero eso no significa que los ahorros se tengan que hacer a costa de la salud o de la vida de los ciudadanos.
De todas las protestas que se están desarrollando día a día en las calles de nuestras ciudades hay una que me parece que responde a una grave preocupación a la que ninguno de los ciudadanos debemos ser insensibles, y es el tema de la sanidad.
España tiene una sanidad pública envidiable, de gran calidad, y el argumento de la crisis económica no puede ser definitivo para poner en riesgo este servicio que es uno de los más importantes que tenemos que proteger de nuestro estado del bienestar.
Hay cosas que no pueden ser valoradas solamente en términos económicos porque el valor que se protege es muy superior. La sanidad siempre es rentable, porque la enfermedad y la muerte son mucho más caras.
Cada vez que se cierra un hospital porque no hay dinero para mantenerlo abierto, hay que preguntarse que en qué otra cosa se va a emplear esa cantidad que se ha ahorrado, porque seguro que la eleccion está mal hecha. Podemos acabar siendo un pais sin déficit económico, y al mismo tiempo sin sanidad y sin educación y en ese caso, no valdríamos nada.





bancos buenos y malos

11 11 2012

Ahora resulta que los que eran hasta ayer unos egoístas insensibles e insolidarios se han dado cuenta de que no puede seguir así y van a portarse bien con las personas que por falta se medios no pueden pagarle las hipotecas y no van a exigir a los jueces y a la policia que los echen de sus casas.
El PSOE y el PP se han puesto de acuerdo y van a reformar la ley hipotecaria, que es una norma que daba la seguridad juridica a quienes concedían los préstamos, y en condiciones normales lo justo y exigible es que la gente pague sus deudas. No es extraño que los bancos cobren sus préstamos y ejecuten los avales y garantías que los ciudadanos presentamos ante notario cada vez que los solicitamos.
La banca no tiene alma pero tampoco es la representación de Lucifer en la tierra. El sistema financiero tiene su función y unos objetivos tan lícitos como las petrolíferas, los grandes almacenes, las compañías aéreas, los grandes despachos de abogados o los empresarios hoteleros. Vivimos en un sistema capitalista, que a muchos nos les gusta pero que ha demostrado que no es más injusto que los sistemas socialistas totalitarios que han estando vigentes y han fracasado durante el siglo XX. Digo esto porque echarle la culpa a los bancos de las situaciones dramáticas que sufren muchos ciudadanos es un deporte inútil además de equivocado.
A los banqueros hay que meterles en vereda, juzgarles y condenarles, llegado el caso, por las irregilaridades que cometen, por las estafas que a veces perpetran, por los engaños con los que llevan a algunas personas a comprar las famosas preferentes y por las cláusulas abusivas que intriducen en sus contratos, pero porque cobren lo que está pactado no se les puede satanizar.
Otra cosa muy distinta es que aquellas entidades financieras que han recibido ayuda pública( es decir de nuestros impuestos) para ser reflotadas, se dediquen a echar a la calle a ciudadanos insolventes a causa de la crisis. No es de recibo que quienes no han sabido gestionar bien los recursos financieros que tenían bajo su responsabilidad estén ejecutando hipotecas fallidas en estos momentos dramáticos contra jubilados, familias con niños pequeños o con discapacitados.
Yo aplaudo el acuerdo al que están decididos a llegar el gobierno y el PSOE porque en esto ambos partidos están demostrando responsabilidad social y una sensibilidad que para otros asuntos no han demostrado.