cuba y europa

26 02 2010

 

La diplomacia española en relación a Cuba podría inspirar las pautas para lo que haga la Unión Europea en su conjunto en relación al país caribeño, porque se supone que por historia, cultura, cercanía e idioma deberíamos ser los españoles los mejores intérpretes de la realidad cubana.

De hecho, España, incluso durante la dictadura de Franco, mantuvo buenas relaciones con Castro, pero en cada momento histórico y político nuestro país ha tenido siempre una voluntad por ayudar a ese pueblo, contemporizando a veces con el gobierno de Castro, pero sin renunciar a la defensa de los derechos humanos en aquel país.

Lo que sí ha demostrado el régimen castrista es que hace oídos sordos a cualquier  petición o presión de Europa o los Estados Unidos. La tímida esperanza que se abrió con la sustitución de Fidel por Raúl ha devenido en un fiasco: ambos hermanos no solo son la misma cara del régimen opresor sino que además están estancados en un discurso victimista y mentiroso cuando las víctimas son el propio pueblo cubano.

La complicidad silente de los gobiernos del mundo – incluido los europeos – es la que afianza a los dictadores cubanos que ven como los políticos, por no incomodarles, no condenan sus atrocidades y se mueren de deseo por hacerse una foto con los dictadores caribeños.

La imagen complaciente del presidente brasileño, Luis Ignacio Lula da Silva, ante la muerte de Orlando Zapata y, en contraposición, sus afectuosos abrazos públicos con Raúl y Fidel Castro han generado la indignación de uno de los principales portavoces de los disidentes en Cuba, que lo ha acusado –incluso– de ser cómplice de las violaciones de derechos humanos que se perpetran en la isla.

La reacción tardía de Zapatero, Presidente de turno de la Unión Europea, exigiendo la liberación de los presos políticos, pero sin condenar al régimen por al muerte del disidente cubano, es otra forma de complicidad.

Europa y el mundo libre no pueden seguir con esa tibieza con los dictadores cubanos.

La oposición necesita algo más que un gesto de vez en cuando.





pacto de estado en grecia

22 02 2010

 

En Grecia, donde las revueltas callejeras son casi una cita obligada en los informativos de las televisiones un par de veces al año, parece ser que le han visto las orejas al lobo, y los ciudadanos del país helénico han decidido corresponsabilizarse para conseguir salir de la crisis.

Las propia ciudadanía, independientemente de lo que piensen o digan los sindicatos o los políticos, ha decidido hacer un pacto de estado para superar este momento tan grave.

El gobierno griego, obligado por la presión y las advertencias de la Comisión Europea, ha anunciado que adoptará medidas de austeridad que van desde la congelación salarial de los funcionarios a recortes de un 10 por ciento del gasto público para rebajar el déficit en cuatro puntos con respecto al PIB.
Pues bien, según un sondeo elaborado por la empresa demoscópica Marc para el diario “Ethnos”, un 57% de los griegos consideran apropiadas estas medidas, un 72 por ciento considera que el gobierno debería haberlas puesto en práctica mucho antes, y un 75,8 por ciento de los ciudadanos consideran que no deben convocarse huelgas hasta que haya pasado la crisis.

Es decir los que van a sufrir la crisis están dispuestos a apoyar el hombro, pero los sindicatos de clases y los funcionarios ( los que tienen asegurado su puesto de trabajo), han decidido movilizarse y convocar huelgas contra estas medidas.

La confianza de los griegos en sí mismos va por barrios: hay quienes se empeñan en ignorar la gravedad del momento en el que viven y los riesgos irreparables que significaría que la Unión Europea dejase caer a Grecia, y existen los que demuestran un mayor sentido común y realismo, al apoyar las medidas de gobierno a la espera de mejores tiempos para la protesta. Según el sondeo al que nos referimos, un 51,3% de los ciudadanos griegos confía en que las medidas aplicadas por el Gobierno bajo la supervisión de la UE permitirán al país salir de la crisis, frente al 43% que cree que no lo harán.

Hace días escribíamos en este blog un comentario titulado “las barbas de tu vecino”, hoy vuelve a estar de actualidad y el caso griego debería servirnos de reflexión.





europa e israel

21 02 2010

 

Durante años España llamó a las puertas de la Comunidad Económica Europea – que así se llamaba ese selecto club que reunía a lo más granado del viejo continente – pero el tratado de Roma exigía unas condiciones políticas que ni España, ni Portugal cumplían, y que hacía referencia a algo tan esencial como era la libertad y el respeto a los derechos humanos.

Esa Comunidad de Estados ha ido deviniendo en Unión de pueblos que asumen proyectos comunes tanto en materia económica, como de política exterior y de defensa, pero está vigente la defensa de principios democráticos esenciales para ser admitidos como nuevos estados miembros.

De los seis estados fundadores de la Comunidad Europea del Carbón y el Acero hemos llegado a ser 27 estados, y están a la espera de ser admitidos en futuras ampliaciones Turquía, Croacia y Macedonia, además de otros países que llaman a la puerta con la pretensión de ser europeos aunque sus fronteras físicas no formen parte del continente.

Israel  ha apuntado en varias ocasiones que no descarta la posibilidad de solicitar su ingreso en la UE. Una encuesta reveló en 2007 que las tres cuartas partes de los israelíes querrían formar parte de la Unión Europea. Al igual que en el caso de Marruecos, su situación geográfica podría contribuir al rechazo de su candidatura, que no se ha planteado por el momento. Pero en esa posible solicitud de adhesión, su relación histórica con Europa pudiera ser agente negociador importante

¿Superaría Israel la prueba del respeto a los derechos humanos?

¿Aceptaría Israel renunciar a los asesinatos selectivos de sus enemigos y a la práctica de la tortura en los interrogatorios de sus detenidos?

El Dubaigate, o el caso del asesinato del líder militar de Hamas, Mahmud Al-Mabhoud, en su hotel en Dubái, reabre este debate.

La Policía de Dubai apunta directamente a Israel porque se conoce que los miembros del comando ejecutor utilizaron pasaportes de al menos cuatro países europeos: Francia, Alemania, Gran Bretaña e Irlanda.

Bruselas no quiere pronunciarse y prefiere mantener este asunto como un tema bilateral entre los países concernidos, aunque tienen claro que  Israel no puede ser una isla de usos y costumbres si algún día se quiere pertenecer a la Unión.





con el bolo colgando

18 02 2010

 

Hay quienes no aprenden de la historia y se empeñan en repetirla. El Reino Unido siempre ha ido e irá por libre. Conducen por la izquierda, son euro escépticos, no han querido entrar en la zona euro y consideran que ellos son el continente y el resto de los europeos vivimos en una isla.

Su historia está preñada de irregularidades, no tienen más ley que la propia, mantienen sus colonias allá donde desean hacerlo y entre sus lores hay unos cuantos piratas.

En el año 82, en plena crisis de la dictadura Argentina, el general beodo Leopoldo Galtieri, ocupó las Malvinas convencido de que los ingleses que estaban muy lejos no harían nada por recuperarlas.

La mala suerte de ambos países fue que sus dirigentes en vez de utilizar la palabra recurrieron a las armas y murieron sus soldados.

Después de aquella guerra, Naciones Unidas dicto una resolución en la que “instaba a los dos países a retomar las conversaciones sobre la soberanía de las islas, absteniéndose de decisiones unilaterales”.

Como es habitual ambos países han ignorado esta recomendación y mientras que empresas británicas comenzarán en los próximos días a unos 160 kilómetros al norte de las Malvinas prospecciones petrolíferas, la Presidenta Argentina Cristina Fernández de Kirchner ha firmado un decreto que dice que todo buque o artefacto naval que se proponga transitar” entre los puertos continentales y las islas Malvinas “deberá solicitar una autorización previa” al Gobierno argentino, limitando de ese modo el tráfico marítimo -tanto comercial como turístico- en la región.

El lío ya está montado y ojalá que ninguno de los dos gobiernos campe por donde acostumbra.





La crisis económica y la prostitución

17 02 2010

En la búsqueda por las curiosidades de lo que ocurre en los países europeos más recientemente incorporados a la Unión descubrimos una información, recogida por pressuerope.eu que nos cuenta cómo la crisis económica ha creado un problema y ha resuelto otro en la ciudad checa de Dubí que hasta hace poco contaba con cincuenta prostíbulos.

En esta ciudad fronteriza había unas cuatrocientas prostitutas que ofrecían sus servicios fundamentalmente a alemanes que se acercaban a Chequia para resolver sus deseos sexuales.

Hoy, debido a la escasez de recursos económicos de los anteriores clientes no hay más de 20 trabajadoras del sexo y en los antiguos locales de alternes hoy  hay negocios de droguería, productos de limpieza o de alimentación.

Durante veinte años las autoridades checas lucharon inútilmente por conseguir convertir a los pueblos de la frontera en localidades normales y no en centros neurálgicos de la prostitución. Ese objetivo lo ha conseguido la crisis.

Lo que no se ha resuelto es el problema del tráfico y explotación de personas, ya que los que viven de este negocio y sus víctimas se han desplazado a otros lugares con mayores expectativas.

Hay quienes mantienen que uno de los oficios más antiguos del mundo nunca desaparecerá por más que se legisle o se persiga su práctica. El reto por tanto no es luchar contra la prostitución sino contra la explotación de las personas que la ejercen.

La crisis ha reducido en la ciudad checa de Dubí el número de burdeles y ha conseguido que se trasladen a otros lugares, pero lo que no ha resuelto ha sido el problema humano porque los servicios sexuales se siguen ofreciendo a unas tarifas más bajas.





el dolor de espaldas de un funcionario

14 02 2010

 

Los políticos de cada país tienen sus costumbres a la hora de administrar sus favores y de la misma forma que en los Estados Unidos de América no se perdona que un representante del pueblo  mienta y se es muy estricto con las conductas sexuales fuera del matrimonio, en Europa somos mucho más laxos en ambos supuestos.

En la Europa latina – la nórdica tiene sus características peculiares – mentir no es tan grave y ser un campeón del sexo, aunque sea pagándolo con dinero público, se considera un mérito añadido.

La sociedad se ha ido anestesiando y ya no escandaliza a casi nadie que algunos dirigentes usen la cosa pública como si fuese su propia finca.

En la Italia de Berlusconi, uno de sus asesores, Guido Bertolaso, está siendo investigado por recibir favores sexuales a cambio de hacer concesiones de las obras públicas para la organización de la cumbre del G – 8 de la Magdalena.

El señor Bertolaso que recibía esos favores sexuales en el spa Salaria Sport Village de Roma, ha sido defendido por el primer ministro italiano el cual ha dicho que su asesor solo era sometido a masajes, por una señora mayor, a causa de los dolores que sufría en la espalda, aunque de las escuchas telefónicas a las que había sido sometido se deduce que no era así, ya que antes de ir al spa le decía al encargado de la instalación: “Prepárame a Francesca que le voy a dar un repaso”.

La promesa de favores o la utilización de tarjetas de crédito para abonar caprichos privados por parte de algunos políticos, repugna a la conciencia democrática y al sentido más elemental del servicio público, pero lo que resulta más preocupante es que quien tiene que sancionar esa conducta la justifique y mienta para situarla en el ámbito de lo normal.

En algunos países cuando alguien es descubierto cometiendo una irregularidad, dimite.





las barbas de tu vecino

12 02 2010

 

 Grecia es el primer país de la Unión Europea en el que han saltado las luces rojas de alarma con motivo de la crisis y de la mala gestión que sus dirigentes han hecho durante este período. Dicho con otras palabras más claras y contundentes: Grecia no es de fiar. Es uno de los países en el que el fraude fiscal es un deporte nacional que se practica con éxito, y sus dirigentes acostumbrados a esto de hacer trampas han modificado sus datos económicos para que no se les llamase la atención por su mala praxis.

La Unión Europea ha salido a su rescate pero poniéndole unas duras condiciones de disciplina en el control del déficit y del gasto público, lo que se traduce en ajustes de todo tipo.

Pero lo que parece no haber entendido los ciudadanos helenos es que les toca a todos apretarse el cinturón, porque ya han anunciado huelgas, manifestaciones y protestas.

Ayer una huelga general de funcionarios paralizó el país y hoy las manifestaciones de taxistas están colapsando el centro de la capital. Es como si nadie entendiese nada o como si se tratase de niños que cogen una rabieta frente al padre que le dice no tiene paga de fin de semana porque ha suspendido los exámenes.

La responsabilidad Social Compartida es un concepto que debería consolidarse como referente de la conducta de ciudadanos e instituciones de un país para que las cosas marchen bien.

La crisis que vivimos nos debería obligar a cambiar patrones de conducta pero sobre todo claves mentales. No vivimos en el país de las maravillas, sino en la zona de las dificultades y sería bueno que en todos los países de la eurozona supiésemos reaccionar solidaria y responsablemente frente a una crisis que no se soluciona con inútiles protestas sino con el esfuerzo de todos, incluidos los políticos, los dirigentes, los sindicatos y quienes siguen creyendo que el dinero público no es de nadie.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar pon las tuyas a remojar.





la inteligencia no tiene sexo

10 02 2010

 

La discriminación positiva en los países avanzados más que una necesidad es el reflejo de una voluntad por exhibir la defensa de unos principios de respeto a los colectivos que han sido  tradicionalmente segregados.

Los avances conseguidos en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres están consolidados por las leyes, y salvo excepciones perseguibles de oficio, no existen esas diferencias.

La única diferencia que persiste es la de el valor personal, la formación, la competencia, en definitiva la inteligencia, y son éstos los motivos reales que hacen mejores a unas personas que a otras, independientemente del sexo de cada una de ellas.

Hace unos días, la actriz catalana, Amparo Baró declaraba a un periódico lo siguiente en relación a las subvenciones más cuantiosas que se dan a las mujeres que dirigen cine:

“Me parece ridículo, incluso ofensivo, que me paguen a mi más que a un señor por hacer lo mismo. La discriminación positiva es absolutamente indecente”

Un estudio realizado por la European Professional Women’s Network, concluía que la discriminación positiva mediante la cual debía reservarse puestos de responsabilidad en las empresas a las mujeres, no había generado más beneficios para las compañías, sino muy al contrario.

Este mismo argumento vale para los hombres que no por ser varones acreditan una más alta profesionalidad y eficiencia en sus trabajos o estudios.

En el año 2003 en Suecia decidieron privilegiar el acceso de los hombres a la universidad porque en aquel país el 60 por ciento de las estudiantes eran mujeres. Los resultados fueron catastróficos y tuvieron que dar marcha atrás.

En el ámbito empresarial los economistas aseguran que la relación entre rendimiento y mujeres ejecutivas no es tan clara. La ley de cuotas acarrea otras consecuencias imprevisibles.

Las 46 semanas de baja maternal que ofrece Noruega (los padres tienen 10 semanas),  supone una desventaja para aquellas mujeres que aspiran a ocupar un alto cargo. Otros aseguran que las mujeres son más reticentes que los hombres a sacrificar su vida familiar. Un estudio publicado el año pasado por dos economistas suecos sugería que la baja por maternidad de un año o más impide escalar puestos ejecutivos. El estudio desveló que las mujeres representan entre el 27% y 32% de los cargos directivos en los países nórdicos frente al 34% y 43% en Australia, Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos, donde la baja por maternidad es más limitada.

El debate seguro que seguirá abierto, pero la realidad trasciende de lo políticamente correcto: la inteligencia no tiene sexo





educacion para la ciudadania en francia

9 02 2010

El debate sobre las bondades o inconvenientes de educar a los ciudadanos en las normas de comportamiento y en los valores que deben presidir sus acciones en una sociedad democrática nunca se cierra del todo, porque hay quienes entienden que es una obligación del estado dictar sus propias normas y existen  los que rechazan cualquier limitación de la conducta de los ciudadanos libres.

Lo cierto es que hay ocasiones en las que esas normas resultan superfluas y absolutamente innecesarias y otras en las que no están de sobra.

El fenómeno de la inmigración es casi tan antiguo como la historia de la humanidad. Desde siempre el hombre ha buscado otros lugares en los que vivir, ha traspasado fronteras y se ha establecido entre los habitantes de otros lugares, pero para poder integrarse y prosperar en esos lugares, ha aprendido el idioma, ha asimilado las costumbres y h aceptado las reglas de juego del lugar que ha elegido como nueva residencia.

Hoy en día la inmigración es un fenómeno masivo y se produce mayoritariamente desde regiones donde la religión, la cultura y las costumbres difieren de las sociedades a las que emigran. Esas diferencias no son sólo de formas sino también de fondo y con frecuencia colisionan con  principios muy queridos en las sociedades receptoras.

Francia ha decidido reivindicar los principios, valores y símbolos republicanos, y su gobierno ha establecido una serie de medidas que serán de obligado cumplimiento no solo para todo ciudadano del país vecino sino también y  muy especialmente para todo aquel que aspire a residir en suelo galo.

Entre las medidas adoptadas están la obligación de que la bandera tricolor ondee en cada establecimiento educativo y un ejemplar de la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789 estará presente en cada clase.

Todo escolar recibirá un “cuaderno del joven ciudadano” y se complementará la formación cívica en Secundaria. Además de firmar el ya vigente contrato de acogida e integración, el extranjero que entre legalmente habrá de confirmar su adhesión al principio de igualdad de sexos, además de acreditar un nivel aceptable de francés.

¿Es esto de derechas o de izquierdas?

Hay principios democráticos y de convivencia que trascienden las ideologías y un país con la tradición democrática de Francia no tiene complejos a la hora de exhibir sus principios.





cultura oficial

2 02 2010

 

Hace años, en la época del fallecido de El Pardo, había quienes buscaban contradicciones en los propios términos que con frecuencia se empleaban en aquella época, y se decía, de forma jocosa, que no podía haber una democracia orgánica, ni una inteligencia militar, ni un almirante liberal.

En definitiva lo que se afirmaba era que cuando a un sustantivo con entidad se le ponía al lado un calificativo, lo que se hacía era limitarlo y al mismo tiempo devaluarlo.

Los regímenes siempre han necesitado inventarse una suerte de fórmulas imitativas de lo que se hace en otros ámbitos de libertad, porque necesitan crearse una identidad de la que carecen y no les basta con ser represores de la imaginación, la creatividad y la iniciativa privada. Esa es la razón por la que siempre ha existido una “cultura oficial” financiada, protegida, sometida y distinta a la cultura sin apellidos.

Pero por suerte, todas las sociedades tienen inoculado el virus de la libertad y en todas ellas – incluso en la represiva China en la que durante decenios el pensamiento único estaba en el libro rojo de Mao – hay disidentes de la opresión, gente que no acepta que le impongan un código de conducta que le indique cómo debe pensar.

En Cataluña, donde muchos ciudadanos aguantan lo que le echen, algunos empresarios de distribuidoras de cine, han reaccionado en contra de la imposición del tripartito de doblar obligatoriamente y con su dinero todas las películas al catalán. Es una cuestión económica pero gracias a la rebelión de los que no consienten que se juegue con su dinero se está debatiendo una cuestión política y de libertades.

Europa es un espacio que se define por el respeto a las libertades y la observancia de la libre competencia.

Europa no tiene orejeras ni piensa mirándose al ombligo.

Europa sabe sumar esfuerzos y voluntades, pero se resiste inteligentemente a dar pábulo a las reivindicaciones reduccionistas de los nacionalismos.

Europa es un club político y económico que conoce el camino que entre todos sus países miembros deben recorrer para no perder su influencia y estar en el nivel de respetabilidad que le compete para seguir siendo tomada en serio.

Europa aspira a que los ciudadanos de la Unión se consideren europeos, que no es una condición menor.