a palos contra las mujeres

18 03 2010

 

Los estertores de las dictaduras son siempre igual de lamentables. Ocurrió con la de Franco, con  la de Ceaucescu, y está ocurriendo con la de los hermanos asesinos que comparten el apellido Castro.

La fase previa al final de estos regímenes se caracteriza por el aumento de la brutalidad, y el enrocamiento en la defensa de sus privilegios y la persecución cada vez más indiscriminada de sus enemigos.

En Cuba han descubierto que ya sólo les queda Chávez en Venezuela  y algunos estalinistas irredentos esparcidos por el resto del mundo como agentes que justifican sus desmanes dictatoriales. El gobierno de la isla se resiste a entender que está perdiendo la oportunidad de permitir una transición pacífica que permita reconciliar a los cubanos de dentro y de fuera, pero lo que no ha sido capaz de intuir es que se le está acabando el tiempo.

La Unión Europea se ha sumado de forma indubitable a la condena internacional contra la persecución que hacen de los disidentes.

El Presidente del Parlamento Europeo Jerzy Burzek ha condenado la brutalidad policial contra Las damas de Blanco, en Cuba, a las que los agentes del régimen apalearon.

Este colectivo que fue merecedor del Premio Sajarov que concede cada año el parlamento europeo a quienes defienden la libertad y la democracia aun no han podido recibir el galardón porque el régimen de los Castro no les permite salir del país.

La vida de Guillermo Fariñas y otros presos están en peligro pero es evidente que la determinación de esos luchadores por la libertad es más fuerte que la opresión a la que están sometidos. Todos ellos merecen al menos no sentirse sólos. El silencio de los demócratas sería imperdonable.





Cuba, una isla rodeada no solo de agua

10 03 2010

 

Cuba sigue siendo una isla, pero no solo está rodeada de agua sino también de voces que piden la democracia para los que allí sufren una de las dictaduras más feroces que existen desde hace 51 años.

A veces la chispa que hace saltar todo por los aires es un hecho imprevisto, un caso que parecía no tener trascendencia, un tema que los dictadores pueden considerar menor, aunque siempre es un tema mayor la vida de un ser humano.

La muerte por huelga de hambre, acelerada por la negativa de las autoridades político/sanitarias cubanas a darle agua en los últimos días de su vida a Orlando Zapata, ha sido probablemente esa gota que ha colmado el vaso de la paciencia y de la conciencia a veces adormecida de la Comunidad Internacional.

En Cuba llevan muriendo en sus cárceles o en los paredones de fusilamientos  cientos de ciudadanos desde hace varios decenios, pero nada ni nadie ha conseguido hasta el momento que los dictadores aflojen la tensión y respeten los derechos humanos de sus conciudadanos que más que compatriotas son sospechosos de sedición por el sólo hecho de pensar que quieren ser libres.

El Parlamento europeo ha instado hoy a la Comisión  a que se “intensifiquen las medidas pertinentes para exigir la liberación de los presos políticos y garantizar el trabajo de los defensores de los derechos humanos”. Pero además – y resulta curiosa la terminología empleada para referirse a Catherine Asthon – se le exige a la jefa de la diplomacia europea que establezca de inmediato un diálogo estructurado con la sociedad civil cubana y con aquellos sectores que apoyen una transición pacífica en la isla

No valen las componendas, ni los cálculos ni las medias tintas con los gobiernos que no respetan los derechos humanos, y Europa y su parlamento dan la talla en este momento al no permanecer tibiamente en el difícil y bochornoso equilibrio de entender o lamentar, en vez de condenar a la dictadura castristas y sus tropelías.

Hace tiempo que se decía de Méjico que estaba muy cerca de Estados Unidos y muy lejos de Dios. Hoy podemos decir que Cuba esta cada día mas cerca del resto del mundo democrático porque la irracionalidad de último bastión comunista no puede durar mucho más tiempo.





marruecos llama a la puerta pero no abre la suya

6 03 2010

 

Representantes de Marruecos están en el Al Andalus este fin de semana reunidos con representantes de la Unión Europea en lo que es la primera cumbre al más alto nivel entre un país árabe y la Unión.

Se busca, en este encuentro sin precedentes, alcanzar mayores niveles de cooperación mutua en los ámbitos económicos y también políticos que interesan a ambas partes.  De hecho la cumbre arrancará el sábado con una reunión entre más de 250 empresarios europeos y marroquíes en la que se analizarán las posibilidades de colaboración en los sectores del transporte, logística e infraestructuras y en el campo de la energía y las renovables, pero no se dejarán de abordar, aunque sea tímidamente algunos aspectos que incomodan a los marroquíes como es la cuestión del Sahara.

Granada, territorio español, será el lugar de encuentro – al que por cierto no asistirá la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, que sigue eligiendo estar más tiempo en el Reino Unido que en los lugares donde su responsabilidad le reclama – y a ella concurrirán primer ministro marroquí, Abbas el Fassi y seis ministros de su gabinete, y por parte europea José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy; el jefe de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y los comisarios de Comercio, Karel de Gucht y Política de Vecindad, Stefan Füle.

Marruecos que es el primer receptor del presupuesto que la UE destina a su política de vecindad, con un 10 por ciento de los fondos unos 580 millones de euros, tiene cuentas pendientes sin resolver con los países de la Unión.

La buena vecindad tiene que ser de ida y vuelta y hasta ahora ha expresado y demostrado mejor voluntad Europa que su vecino del sur. De todas formas ya se sabe que la diplomacia es el arte de lo posible y a veces la habilidad para simular que no se ve lo que los otros quieren que sea imposible.





reescribir la historia

1 03 2010

 

Siempre se ha dicho que la historia la escriben los vencedores pero en el caso de la antigua Yugoslavia todos fueron perdedores.

En el seno de Europa, una guerra étnica, nacionalista y fratricida escandalizó a las conciencias de millones de ciudadanos del mundo entero, pero no a sus gobiernos que fueron testigos silentes de matanzas de población civil indefensa, hasta que finalmente, a través de la OTAN, intervinieron los países aliados, sin el beneplácito de las Naciones Unidas.

Hoy , uno de los mas significados criminales de aquella guerra, el serbio Radovan Karadzic, es juzgado por el Tribunal Penal Internacional, acusado de agresión, crímenes de lesa humanidad, crímenes contra la vida y la salud, genocidio, graves violaciones de las convenciones de Ginebra de 1949, saqueo, violación de las leyes de guerra.

Su autodefensa se basa en la argumentación de que fueron los serbios los agredidos por los bosnios y, tal vez esa premisa es la que, según él, justifica que sus tropas causaran cientos de miles de muertos, muchos de ellos civiles, en una planificada limpieza étnica.

Karadzic se presenta a sí mismo como un patriota y al defenderse a sí mismo quiere vincular su caso a la causa de su país.

Serán los jueces los que, en su momento, decidan a la vista de las pruebas que se presenten y los testigos que comparezcan, pero Europa no puede dejar de aprender de su propia historia, muchas veces convulsa y cruel.

El espacio europeo debe ser un espacio de libertad, de convivencia pacífica y de respeto a los derechos humanos de todos los pueblos, y los visionarios como Hitler, Milosevic o Karadzic, no pueden pretender reescribir la historia para justificar sus crímenes.