el regreso de berlusconi

9 12 2012

Silvio-berlusconiItalia es una excepción en el mapa europeo, y aunque a veces pensamos que estamos peor que ellos no es cierto porque aquí al menos no tenemos a Berlusconi.
La verdad es que no consuela que nuestros chanchullos y corruptelas sean menores que en la tierra de Rómulo, pero lo importante es que allí todo lo revisten de aparentes buenas maneras, diseñan a la perfección hasta sus golfadas, ocultan sus problemas económicos, mantienen los sueldos más altos de los parlamentarios de toda Europa en plena crisis y son capaces de convivir con la mafia ya sea pagana o religiosa.
Italia es pura belleza dentro de su propio caos y a día de hoy perviven analistas que aun no han llegado a comprender cómo un país así ha sobrevivido desde Mussolini a nuestros días.
Su sentido dramático y tragicómico hace que sean capaces de compatibilizar sus propias contradicciones. Dicho lo cual, para que no queden dudas, me gusta la gente de ese país, aunque no comprendo del todo a sus políticos.
A lo largo de su reciente historia posterior a la segunda guerra mundial han tenido de todo entre la camada de sus representantes públicos, porque desde los socialistas a los democristianos no ha habido ninguno significativo que no pasara por una imputación o por el banquillo de un tribunal, pero el caso de Berlusconi es un tema aparte.
Los anteriores dirigentes políticos sometidos a sospecha de irregularidades, corrupción y relaciones con la mafia, fueron más discretos o menos escandalosos que il cavaliere, pero Silvio Berlusconi es la imagen más repugnante del abusador en el sentido más amplio del término.
Ha anunciado que se presentará nuevamente como candidato a la Presidencia del gobierno, ha provocado una crisis institucional y ha hecho que el primer ministro Monti anuncie que dimite después de que se aprueben los presupuestos del estado para el próximo año.
La lista de sus delitos juzgados algunos y sentenciados también, aunque recurridos, es tan extensa que en cualquier sitio seria inimaginable que no estuviese inhabilitado para ejercer un cargo público, pero Italia…es Italia.

Anuncios




el arte de ir en bolas

27 11 2012

 Hay días que no está uno para relexiones aburridas y como de vez en cuando busco alejarme del comentario político hoy me voy a entretener escribiendo sobre cosas que aun siendo en aparuiencia menos inmportantes no por ello son menos iunteresantes.

Jugaré  con metáforas que, además de constituir un uso más o menos ocurrente del lenguaje, siempre ayudan a mandar mensajes subliminales para que cada uno los interprete como quiera, y para ello les voy a hablar del arte de ir en bolas.

Desnudarse puede ser algo hermoso o espantoso y por esa razón no es aconsejable que cualquiera se preste a hacerlo en público, porque no todos consiguen el efecto deseado. No es lo mismo que se despeloten unos bomberos cachas o unas modelos no bulímicas a que lo hagan señores o señoras que carezcan de argumentos físicos para exhibirse. Sin embargo, el desnudo como forma de protesta o como medio para  sensibilizar a la opinión pública, cada día es más habitual y posiblemente eficaz.

La última noticia relacionada con esta práctica ha sido la  que tiene que ver con un grupo de madres que han decidido ser modelos de un calendario erótico para recolectar el dinero que les permita pagar un autobús que lleve a sus hijos al colegio.Ellas viven en la localidad valenciana de Monserrat y el cole de sus hijos está a unos kilómetros por carreteras peligrosas.

La consejería de educación de Valencia  suprimió ese servicio y las madres de los chavales,  que tenían que ir al colegio a pie y con riesgo, no han esperado a que el poder político resuelva ese problema porque saben que la solución podría tardar en llegar. La iniciativa privada casi siempre es más expeditiva y eficaz que la desidia pública.

Lo que no sé es si los ciudadanos que ya están desnudos, como consecuencia de esta crisis, van a conseguir algo o no.





franquismo sociológico

22 11 2012

Dicen, los que al parecer entienden de estas cosas, que publicar informaciones que supuestamente implican a Artur Mas y a Jordi Pujol en prácticas corruptas puede reforzar la mayoría electoral  de Convergencia i Unió en las elecciones del próximo domingo, y yo digo que si es así ¡”bendita sea la Moreneta!”

Si los periodistas renunciásemos  a contar noticias porque pueden tener un efecto no deseado por alguien, estaríamos cometiendo un grave error además de incumplir con la elemental obligación de informar sin autocensura.

Hablar de este asunto, como todos los temas de corrupción que afectan o han afectado al PP, al PSOE y a cualquier otra formación política,  es una cuestión de higiene democrática y más aun cuando desde los medios catalanes se cuidan muy mucho de no molestar al partido que les financia en época de crisis.

Lo del oasis catalán no es una metáfora. Allí nunca ocurre nada que pueda molestar al poder político, porque como decía un amigo mío, “cuando te pregunta que qué pasa, tú respondes que no pasa nada, y… si pasa, se le saluda”.

Sobrevivir a contracorriente es muy duro y es comprensible que la gente se acoja a la respiración asistida para no asfixiarse, salvo que saque la cabeza y respire aire no subvencionado.

Javier Nart, que apoya a Ciudadanos, ha dicho que en Cataluña existe un franquismo sociológico, porque en la época del dictador cuando había manifestaciones antifranquistas el régimen decía que eran protestas anti españolas, como ocurre ahora con las críticas al Presidente de la Generalitat. No es normal que el partido político que lidera la Generalidad y que va a ganar las elecciones tenga su sede social embargada por el caso Palau. Es una cosa inaudita y aquí no pasa absolutamente nada”.

Mientras tanto La Vanguardia apoya a veces el silencio y a veces el jaleo. La pela es la pela y ser “grande de España” no significa nada porque que te den un título no supone  que seas merecedor de él





un año después

20 11 2012

Hace un año que Rajoy ganó las elecciones y si hoy se volviesen a celebrar diez de cada cien españoles que hace un año votaron al PP  no lo harían. Eso es lo que dicen las encuestas y cosas peores se escuchan en las conversaciones en la calle.

El gobierno no aguanta las hemerotecas ni videotecas porque prácticamente todo lo que dijeron antes de ganar las elecciones no se sostiene hoy ni con palabras ni con hechos, y aunque lamentan  haber tenido que hacer lo contrario de lo que prometieron, no es suficiente decir lo siento, sobre todo cuando siempre existe un margen para elegir dónde se aprieta más.

El desgaste del ejecutivo se ha notado de forma más rápida de lo que es habitual,  y lo normal en este tipo de situaciones es que la beneficiada de la desafección al gobierno fuese la oposición, pero nada más lejos de la realidad. Mientras que el PP baja en intención de voto, el PSOE se estanca. Este panorama me lleva a concluir que la gente ya no se fía ni de unos no de otros porque en el fondo saben que en estos momentos de crisis no existiría una notable diferencia entre lo que, en materia de control del déficit, está haciendo el gobierno y lo que se vería obligado a hacer el PSOE.

El panorama al que nos enfrentamos los españoles no es nada halagüeño no sólo porque la situación económica no mejora sino porque tampoco puede mejorar nuestra confianza en quienes están ahí para resolver nuestros problemas.

La pregunta que algunos se hacen – y hay que reconocerles algo de razón – es ¿en qué situación estaríamos en estos momentos ni el gobierno no hubiese hecho las reformas y los recortes que ha puesto en marcha en este año?, y la respuesta más plausible sería que estaríamos hace tiempo intervenidos y obligados a recortes mucho más duros como ha ocurrido en Grecia, Portugal o Irlanda.

Sin embargo lo que yo sí le reprocho al gobierno es que ha elegido hacer unas cosas y ha rechazado hacer otras y entre las que ha rechazado están acciones de ejemplaridad en la Administraciones Públicas, más control y exigencia a los bancos y a sus directivos (los gestores del Banco malo se podrán un sueldo de 500.000 €, y el gobierno lo consiente)  más medidas de ayudas a los emprendedores y sensibilidad social con los más desfavorecidos.

El balance de este año está muy desequilibrado.





el sueño americano

6 11 2012

Hoy los ciudadanos de los Estados Unidos eligen al que será su presidente para los próximos cuatro años, y ya sea Obama o Ronmey,saben que trabajará por conseguir que aquel gran Pais siga siendo grande.
En los Estados Unidos de America,la gente sueña y muchos cumplen sus deseos, aunque tengan que pasar decenios para hacerlos realidad. A Martin Luther King no le dejaron vivir lo suficiente para disfrutar su I have a dream, pero un negro como él está en la Casa Blanca y tal vez repita mandato.
Yo me he preguntado muchas veces por qué hay tanta gente en tantos paises que odia a los Estados Unidos, porque entre los anti yankees no conozco a pueblos que sean mejores que los que viven entre los dos océanos. Un pueblo mestizo en el que todos los que quieren hacer algo por él tienen su oportunidad, y aunque persisten grandes injusticias, como también en nuestro pais, hasta el más desgraciado siente el orgullo de ser norteamericano.
Alli la gente no odia a su compatriota por razones ideológicas y todos saben que el gobierno está a su servicio. En los Estados Unidos es impensable que un cargo público mienta a la prensa o al Congreso, y si un Presidente delinque es apartado de su cargo.
Ese pais tan denostado por los guardianes del tarro de las esencias de la progresía que se manifiesta contra él y quema su bandera, defiende y lucha por la libertad, y sus ciudadanos mueren para que en el resto del mundo estemos más seguros.
La vieja Europa está demostrando su senectud y persiste en sus vicios de antaño que la conducen a la lamentable situación de insolidaridad que estamos viviendo. Tenemos más historia, más cultura y más arte en las piedras de nuestras ciudades, pero nuestras venas democráticas, siendo más recientes, están más deterioradas.
Yo, al menos, admiro a ese gran pais en el que hoy eligen a un señor que deberá trabajar de verdad para servir a sus ciudadanos, algo que por aquí no está tan claro.





el psoe en el diván

23 10 2012

Veinticuatro horas después Rubalcaba sigue desaparecido en combate y algunos insensatos de su partido se frotan las manos porque creen que si cae el secretario general correrá el escalafón. Alguien debería sentarse en el diván del psiquiatra para que les descubra su verdadera identidad.

En el partido socialista no hay una crisis de liderazgo sino una ausencia de ideas y da lo mismo quién esté en Ferraz porque mientras no reformulen un nuevo proyecto político que no sea continuidad de la nefasta etapa de Rodríguez Zapatero se seguirán hundiendo elección tras elección. Lo peor de la herencia de Zapatero está en que hay zapateristas que aspiran a suceder a Rubalcaba para continuar por la deriva suicida por la que les encaminó el ahora ausente.

Nada de lo que le está ocurriendo al PSOE sorprende porque es la consecuencia de una etapa funesta de la que nadie ha hecho autocrítica. El Psoe lamentablemente, en estos momentos es un partido a la deriva, sin un discurso unitario ni una acción política coherente. El daño que ha sufrido desde el descalabro electoral de las anteriores municipales y autonómicas y posteriormente hace un año en las generales es mucho mayor de lo que ellos mismos quieren reconocer, porque sus ocho años de gobierno sirvieron para destrozar sus principios, sus estructuras y para defraudar la confianza de su propio electorado.

En noviembre del año pasado publiqué “El PSOE en llamas” y el libro sigue estando de rabiosa actualidad porque en él analizaba las causas de la derrota que iban a afrontar y describía sus consecuencias que no iban a parar con la celebración de los comicios generales.

Desde que Felipe González dimitió como Secretario General ,el PSOE no ha encontrado a nadie capaz de dirigir el partido con autoridad moral y sentido de Estado,  y cuando un partido aparece ante los electores como una organización sin ideas claras y un discurso solvente no le votan ni los suyos.

Los socialistas si quieren regresar a ser una alternativa de gobierno tienen que dejarse de competir con los partidos más radicales y defender un discurso de izquierda moderada que capte los votos del centro. Para aventuras más fuertes  el personal cabreado prefiere encamarse con otros, porque no resulta nada excitante jugar a la revolución con gente que lleva corbata de Gucci o se perfuma con Chanel 5.