inventarse españa

31 12 2012

57037-944-550El partido socialista quiere reformar la constitución para que encajen en ella los que ni la asumen, ni están dispuestos a respetarla, y es de agradecer que sus dirigentes sean ingenuamente optimistas, aunque lo razonable sería que ,en vez de ir por libre en temas de Estado, se pusiesen de acuerdo con el otro partido de ámbito nacional y con el que se alterna periódicamente, cuando las urnas así lo deciden, en el gobierno de España.
A la derecha y a la izquierda en este país lo que les pierde es que no se soportan y asì nos va. El Psoe apuesta por una España Federal como punto de encuentro entre los recentralizadores y los independentistas como si no supiesen que “lo que no puede ser no puede ser y además es imposible”.
Siempre se ha dicho que los experimentos se hacen con gaseosa y una vez que se está razonablemente seguro del resultado se utiliza dinamita, pero en España somos muy partidarios de evitar ensayos e ir a las bravas a resolver lo que generalmente es más difícil.
Yo estoy persuadido de que los españoles llevamos demasiados siglos sin ponernos de acuerdo en casi nada que sea fundamental, y lo que no entiendo es por qué a principios del siglo XXI hay quienes se siguen sorprendiendo de que España sea un pais de gente aparentemente civilizada que a veces, pero no siempre, es capaz de convivir sin odiar a alguien. Lo razonable es establecer unas normas de convivencia y atenerse a ellas, sin pedirle a nadie que se parezca demasiado a los demás ni piense como el vecino. Basta, creo yo, con respetar al otro, y reafirmarse en la idea de que un mundo de iguales, de clones, de militantes de una sola idea sería insoportable, porque quienes son capaces de excluir al que piensa diferente son los que alimentan esta triste historia de nuestro pais.
Y como hoy es el último dia de este año haré una apuesta,también ingenua, por un tiempo menos malo, menos convulso y más entrañable entre todos los que vivimos aqui.

Anuncios




la familia bien, gracias

29 12 2012

family-396160-wallpaperNo sé por qué pero en estas fechas de navidad y año nuevo hay líos de convivencia en no pocas familias y hay quienes provechan para insistir en la tesis de que es mejor estar solo que mal acompañado.
En otros momentos del año, por ejemplo en verano, circula la pregunta retórica en la que algunos inquieren si uno ha pasado las vacaciones “bien..o en familia”, y por lo general hay militantes de la devaluación de la imagen de la institución más vieja de la humanidad de la que conocemos que Eva le destrozó la vida de Adán, y Caín mató a Abel, con lo que se acredita que el problema viene de antiguo.
Pero eso no es óbice para que algunos pensemos que, a pesar de los inconvenientes que de vez en cuando surgen, la familia propia es algo importante que da muchas más satisfacciones que disgustos, ayuda a reconocerte a ti mismo en tus raíces (al menos eso le pasó a Kunta Kinte, personaje central de la novela DE Alex Haley), sirve de soporte afectivo en los momentos difíciles, ayuda a los que más los necesitan en estos tiempos de crisis económica y cada vez que aparece un nuevo miembro, sobre todo si es un nieto, hay motivos para la celebración.
Otra cosa son “los cuñaos” y asimilados que no siempre se mimetizan con el paisaje de la saga y o van por libre o insisten en perturbar las “reglas del lugar”, pero eso forma parte de la vida misma que siempre incorpora elementos discordantes para que todo no todos sea tan aburrido.
Tirando del refranero vemos que nadie está exento de que un hermano deje de hablarte porque le caes mal a su mujer o que el que tú creías que era tu progenitor resulte que con el tiempo descubres es un antiguo párroco de Albacete. De ahí viene la expresión “ Nunca podrás decir.. de esta agua no beberé, o este cura no es mi padre.
Así que a pasarlo bien, a ser posible en familia, y sin más discusiones que las que se originen sobre si se abre una botella de cava catalán o de sidra asturiana.





el twitt del rey

25 12 2012

1356334512571El mensaje del Rey es lo que se espera de él y aunque con frecuencia es un texto preñado de tópicos y buenas intenciones, nunca es merecedor de elogios exagerados ni de críticas demoledoras. Por eso, cada año lo que más curiosidad me produce no son las palabras del Jefe del Estado por Navidad sino las reacciones de quienes creen que tienen algo que decir al respecto.
Este año me he fijado en los aguerridos twitteros, algunos de ellos de edad provecta y riñón forrado, que se han dedicado a hacer de analistas profundos de las palabras de Don Juan Carlos y que han mostrado su desencanto porque ellos lo habrían hecho y dicho todo mucho mejor. Como las redes sociales son un patio de vecindad en el que el que más grita es mejor capador, no le otorgo a esas críticas más valor que el del desahogo, a veces anónimo, del autor de la soflama en 145 caracteres.
Sin embargo los que no me han defraudado son los políticos, porque cada uno ha vuelto a interpretar a su conveniencia lo que ha dicho el inquilino del palacio de la Zarzuela. El Psoe cuando el Rey ha pedido que haya consenso, se siente reconfortado porque son ellos los únicos que quieren pactarlo todo, pero el gobierno se resiste. Para los nacionalistas cuando el rey anima a “curar las heridas y evitar las divisiones” lo que quiere decir es que los agresores que producen esas heridas son los españoles de Madrid, y cuando el monarca habla de hacer política con mayúsculas, los del PP entienden que les está poniendo a ellos como ejemplo a imitar porque son los únicos que saben trabajar por el bien de España.
Es cierto que también ha dicho que “la economía no lo es todo” y que hay que trabajar por atender las necesidades sociales de los ciudadanos y hacer políticas que estimulen el crecimiento y la creación de empleo, pero ahí casi nadie se da por aludido.
Cada vez lo tiene más difícil el Rey a la hora de dirigirse a los españoles por Navidad, y posiblemente en diciembre del año que viene nos enviará a todos un twitt diciéndonos: “ Feliz Navidad y…que Dios nos pille confesados”





el fin del mundo no llegó

21 12 2012

el-fin-del-mundo-segun-trinoAunque hoy era la fecha prevista, si usted a estas horas está leyendo este comentario, es que no se ha acabado el mundo.No obstante, no se confie demasiado porque una cosa es que no se cumpla la profecía maya que decía que el día 21 de diciembre del 2012 era la última fecha de nuestra existencia en el planeta tierra, y otra muy distinta es que no sea cierto que estamos haciendo méritos sobrados para que no merezca la pena seguir aquí.
Yo personalmente creo que sí hay razones para continuar en este mundo que ojalá no se acabe nunca, pero debe ser porque soy de natural optimista y peleón, aunque hay mucha gente que vive en la desesperanza y, como Segismundo en “La vida es sueño”, dice aquello de
“Ay mísero de mi y ay infelice
Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido.
Bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor;
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido”.
Estos días, al menos en España, los médicos siguen en huelga, los gobernantes catalanes se reafirman en que les importa una higa lo que digan la constitución y las leyes que están obligados a cumplir, los bancos siguen pidiendo dinero y negando el crédito, nuestros gobernantes no cumplen lo que prometen , Hacienda nos sigue friendo a impuestos y en la cola de los desesperados se apelotonan los afectados por las preferentes, los parados, los desahuciados, los familiares de los discapacitados y los inmigrantes que viven en nuestro pais
Mientras tanto hay quienes hacen bandos autorizando a que los cazadores maten a tiros a los perros abandonados . Con este panorama no me extraña que haya quienes lamenten que no se haya cumplido la profecía. Sin embargo creo que al final todo esto se arreglarå, así que será mejor que sigamos aquí.





Depardieu y los impuestos

19 12 2012

1261468132_850215_0000000000_sumario_normalEn pleno debate social, político y policial sobre evasores fiscales y defraudadores, ha surgido una noticia en el Pais vecino que no conviene mezclar ni confundir con el asunto de los golfos insolidarios que tienen cuentas no declaradas en Suiza o blanquean dinero con ayuda de algún chino.
Me estoy refiriendo al caso de Gèrard Depardieu que ha decidido trasladar su residencia a un pueblecito belga a 10 kilómetros de Francia, para pagar menos impuestos. En sus 45 años de carrera como actor ha pagado más de 145 millones de euros a la Hacienda de su país y ahora le anuncian una nueva presión fiscal. Su decisión de irse de Francia ha merecido el insulto del primer ministro que le ha llamado “ser despreciable” y esto ha hecho que el aludido haya devuelto su pasaporte diciendo que no le interesa ser francés con un gobierno como el de François Hollande.
Depardieu , como cualquier buen actor es un histrión y las exageraciones forman parte de su manera de expresarse , pero su gesto es una llamada de atención contra la voracidad recaudatoria de los gobiernos. En España al menos no es legal poner impuestos confiscatorios, porque la gente trabaja y merece poder disponer de la mayor parte de su remuneración para hacer con ella lo que le venga en gana, porque lo contrario sería trabajar como esclavos para el Estado, pero en algunos países los gobiernos fríen a impuestos a sus ciudadanos, con retención de más del 75 por ciento y luego dilapidan esos recursos en asuntos innecesarios.
Colaborar con la Hacienda es un deber ciudadano pero administrar bien los dineros que los gobernantes nos quitan de nuestros bolsillos es una obligación de los políticos.
¿Alguien se ha preguntado qué cantidad de nuestros impuestos van directamente a cubrir sueldos, sinecuras y privilegios de nuestros políticos? Gérad Depadieu no es un evasor fiscal y quienes les critican en muchos casos tienen cuentas en Suiza, porque cosas así no la hacen solo los de CiU.





el solucionador de problemas

18 12 2012

rajoyEn tiempos como los que vivimos no estamos en España para ningún tipo de efemérides ni tampoco para sacar pecho por casi nada, aunque entiendo que el gobierno haya aprovechado que ya ha cumplido un año para intentar explicar o justificar lo que muchos españoles no están dispuestos a entender o a aceptar.
Yo creo que a este gobierno le ha pasado lo que estaba previsto. Los eligieron por mayoría absoluta por dos razones: los ciudadanos querían que se fuesen los socialistas por lo mal que lo habían hecho al tiempo que le otorgaban su confianza a un partido que decía que iba a solucionar los graves problemas en los que nos había metido el anterior presidente del ejecutivo.
El discurso de Rajoy y los suyos cuando estaban en la oposición sonaba muy bien porque hablaba de poner orden en las cuentas, evitar el despilfarro, bajar los impuestos y crear empleo y, aunque decían que iba a resultar complicado, mantenía su promesa de convertirse en el “solucionador de problemas” que necesitábamos los españoles, y a eso se agarraron los votantes.
Lo que los políticos nunca deben olvidar es que los electores, cuando existen graves problemas, son impacientes y buscan a alguien que los resuelva con urgencia, por eso por más que se empeñe el presidente del gobierno en hablar la ”herencia recibida”, las presiones de Europa, y la necesidad de hacer lo que sea para que los intereses de la deuda no nos ahoguen, al personal no le valen explicaciones, porque lo que exige con soluciones.
Todo esto no le ha pillado por sorpresa al gobierno que sabía dónde se metía y conocía las dificultades que se iba a encontrar, pero Rajoy prefirió suavizar su mensaje durante la campaña electoral porque el tacticista de Arriola le convenció de que las malas noticias era mejor que las contara cuando ya hubiese ganado las elecciones.
Con la calle movilizada (que es lo que toca cuando gobierna la derecha) y la sociedad huérfana de alternativa, como indican todas las encuestas, el presidente de gobierno hace lo que puede aunque no lo que prometió, convencido de que tiene fuelle y apoyos parlamentarios suficientes para que , antes de que concluya la legislatura, pueda decir: “os lo dije, esto tenía arreglo”.





vuelva usted a operarse…mañana

17 12 2012

2012_2_2_Ralmy38Sr1tY3CoQyILSM2 Miles de profesionales de la sanidad continúan manifestándose en las calles de Madrid en protesta por los planes del gobierno de la Comunidad madrileña de privatizar algunos servicios de los hospitales públicos. Hasta ahora los médicos y resto de personal sanitario han realizado once jornadas de huelga.
De las 4.000 operaciones quirúrgicas que han dejado de hacerse en Madrid durante las primeras jornadas de paros sanitarios, me imagino que los médicos huelguistas han aplazado la intervención de algunas hemorroides, que aunque no acarrean la muerte provocan bastante dolor. También es muy probable que hayan dejado para otra ocasión algo de cataratas, alguna próstata, y tal vez un par de docenas o tres de juanetes. En definitiva nada grave y por lo tanto aplazable,por lo que los usuarios de la sanidad pùblica deben ser comprensivos y solidarios con quienes deben cuidarles porque, cuando protestan lo hacen por ellos.
Yo a día de hoy no tengo muy claro quien tiene la razón en este conflicto pero estoy convencido de que el 100 por 100 de los argumentos válidos no están a favor ni la Comunidad de Madrid ni de los sanitarios, por eso hasta ahora no he entrado a fondo a analizar el problema, pero pienso que hay colectivos que deben medir mucho las consecuencias de sus paros. Cuando hay huelga de Metro los usuarios se fastidian pero tienen una alternativa de transporte. Cuando paran los profesores, los estudiantes se quedan sin clase pero pueden estudiar en casa y cuando dejan de trabajar los funcionarios de Correos no llegan las tartas pero si los emails. Cuando un médico hace huelga nadie puede sustituirle.
¿Significa eso que tienen menos derechos los profesionales de la medicina? En absoluto pero lo que sí tienen es más responsabilidad en otras profesiones porque de su pericia insustituible depende la calidad de vida y a veces la propia vida de los enfermos.