el síndrome del gps equivocado

15 01 2013

1358184531_extras_ladillos_1_0 Sabine Moreau, de 67 años, una mujer belga que tenía que haber recorrido menos de cien kilómetros para ir a recoger a una estación de Bruselas a un amigo, se fió del gps de su coche y condujo durante casi dos días hasta llegar a Zagreb, después de haber hecho 1.420 kilómetros. Su ausencia preocupo a su hijo que denunció su desaparición , y cuando por fin apareció por toda explicación dijo : “Estaba distraída así que seguí pisando el acelerador . No me di cuenta de que iba en dirección errónea”.
Eso es lo que yo llamo el síndrome El GPS estropeado,que es una dolencia mental que afecta a no pocas personas, empeñadas en ir por un camino equivocado porque hay una máquina que les indica que deben continuar por ahí.
Es evidente que no hay nada mejor que actuar con libertad, pero esa condición la pierden las personas que se dejan guiar por las consignas de la intolerancia que les marcan los ingenieros de su GPS político. El peor síntoma de la mala salud de nuestras libertades es el que conduce a algunos a impedir que se expresen los que piensan de una forma distinta a ellos. Sustituir los gritos y los insultos por la palabra no es muy razonable, pero reventar la posibilidad de que alguien hable en público mediante la coacción violenta, es un comportamiento fascista que debe ser rechazado por antidemocratico.
A propósito de este término tan querido por una cierta izquierda para referirse a la derecha, hay que decir que hay comportamientos fascistoides que practican con frecuencia algunos grupos que se autodenominan progresistas y en el fondo son absolutamente intolerantes.
Ayer en Sevilla, el ministro de Educación José Ignacio Wert, no pudo pronunciar una conferencia organizada por El Mundo, porque 200 personas ocuparon un local que tenía un aforo para 500 y no solo le impidieron a él hablar sino que a los 300 ciudadanos restantes que habían ido a escucharle les privaron de esa posibilidad.
No eran precisamente estudiantes los que gritaban, pero habría dado lo mismo. Cuando uno tiene el gps estropeado acelera y sigue en la dirección erronea.





¿quién me ha robado el mes de abril?

5 01 2013

MS-DE-~1Como Joaquín Sabina, cada día hay más españoles que se preguntan con preocupación quién les ha robado el mes de abril , junto con su dinero, la ilusión, la alegría por el trabajo bien hecho y la confianza en su futuro. Así lo refleja la última encuesta del CIS que dice que en el último mes se ha duplicado la preocupación de los españoles por la corrupción.
Yo no paro de hacerme cruces todas las mañanas cuando leo los periódicos y me encuentro con noticias que reflejan con toda claridad que, a los que mandan en este país, políticos y empresarios “se la suda” lo que nos está pasando al resto de los españoles. Son absolutamente insensibles al sufrimiento y a la desgracia de los demás. Viven en otro mundo (por supuesto mucho mejor) y no pueden decir que no se enteran de lo que ocurre para justificar su indecente conducta.
Hoy se me acumulan los ejemplos: la plataforma Democracia Real Ya, se ha querellado contra Rajoy, 4 ministros y 58 diputados por cobrar 1.823 euros al mes, además de su sueldo, de ayuda a la vivienda a pesar de que residen en Madrid. Esta es una noticia antigua que había sido denunciada en los periódicos, pero ellos no han sido capaces de devolver ese dinero y lo han seguido cobrando mes a mes, mientras que muchos ciudadanos se han quedado sin casa por no poder pagar la hipoteca.
Pero hay más. María Dolores de Cospedal ha ganado el pasado año 158.338 €, y encima cuando hizo su declaración de la renta se olvidó declarar 7.000 euros que ingresó como diputada regional. En Galicia el histórico cacique del PP José Manuel Baltar ha sido acusado de tráfico de influencias y el alcalde de Santiago de Compostela ha sido imputado por su supuesta implicación en el caso “Pokemon”, y cuando se le ha preguntado a Rajoy sobre estos casos ha respondido “hoy no he venido a hablar de esto”. ¿Hay una fecha fija en el calendario para hablar de corrupción?
Mientras tanto Rodrigo Rato, después de su calamitosa gestión en Bankia, en cuyo sumario está imputado, ha sido contratado como asesor internacional de la compañía que preside César Alierta, al que él cuando era vicepresidente económico con Aznar lo nombró: hay gente que siempre encuentra empleo especialmente en Telefónica especializada en contratar a imputados.
Alguien se preguntará ¿y qué pasa con el Psoe? Los pobrecitos ya no están en el poder y no roban como cuando gobernaban.





inventarse españa

31 12 2012

57037-944-550El partido socialista quiere reformar la constitución para que encajen en ella los que ni la asumen, ni están dispuestos a respetarla, y es de agradecer que sus dirigentes sean ingenuamente optimistas, aunque lo razonable sería que ,en vez de ir por libre en temas de Estado, se pusiesen de acuerdo con el otro partido de ámbito nacional y con el que se alterna periódicamente, cuando las urnas así lo deciden, en el gobierno de España.
A la derecha y a la izquierda en este país lo que les pierde es que no se soportan y asì nos va. El Psoe apuesta por una España Federal como punto de encuentro entre los recentralizadores y los independentistas como si no supiesen que “lo que no puede ser no puede ser y además es imposible”.
Siempre se ha dicho que los experimentos se hacen con gaseosa y una vez que se está razonablemente seguro del resultado se utiliza dinamita, pero en España somos muy partidarios de evitar ensayos e ir a las bravas a resolver lo que generalmente es más difícil.
Yo estoy persuadido de que los españoles llevamos demasiados siglos sin ponernos de acuerdo en casi nada que sea fundamental, y lo que no entiendo es por qué a principios del siglo XXI hay quienes se siguen sorprendiendo de que España sea un pais de gente aparentemente civilizada que a veces, pero no siempre, es capaz de convivir sin odiar a alguien. Lo razonable es establecer unas normas de convivencia y atenerse a ellas, sin pedirle a nadie que se parezca demasiado a los demás ni piense como el vecino. Basta, creo yo, con respetar al otro, y reafirmarse en la idea de que un mundo de iguales, de clones, de militantes de una sola idea sería insoportable, porque quienes son capaces de excluir al que piensa diferente son los que alimentan esta triste historia de nuestro pais.
Y como hoy es el último dia de este año haré una apuesta,también ingenua, por un tiempo menos malo, menos convulso y más entrañable entre todos los que vivimos aqui.





el twitt del rey

25 12 2012

1356334512571El mensaje del Rey es lo que se espera de él y aunque con frecuencia es un texto preñado de tópicos y buenas intenciones, nunca es merecedor de elogios exagerados ni de críticas demoledoras. Por eso, cada año lo que más curiosidad me produce no son las palabras del Jefe del Estado por Navidad sino las reacciones de quienes creen que tienen algo que decir al respecto.
Este año me he fijado en los aguerridos twitteros, algunos de ellos de edad provecta y riñón forrado, que se han dedicado a hacer de analistas profundos de las palabras de Don Juan Carlos y que han mostrado su desencanto porque ellos lo habrían hecho y dicho todo mucho mejor. Como las redes sociales son un patio de vecindad en el que el que más grita es mejor capador, no le otorgo a esas críticas más valor que el del desahogo, a veces anónimo, del autor de la soflama en 145 caracteres.
Sin embargo los que no me han defraudado son los políticos, porque cada uno ha vuelto a interpretar a su conveniencia lo que ha dicho el inquilino del palacio de la Zarzuela. El Psoe cuando el Rey ha pedido que haya consenso, se siente reconfortado porque son ellos los únicos que quieren pactarlo todo, pero el gobierno se resiste. Para los nacionalistas cuando el rey anima a “curar las heridas y evitar las divisiones” lo que quiere decir es que los agresores que producen esas heridas son los españoles de Madrid, y cuando el monarca habla de hacer política con mayúsculas, los del PP entienden que les está poniendo a ellos como ejemplo a imitar porque son los únicos que saben trabajar por el bien de España.
Es cierto que también ha dicho que “la economía no lo es todo” y que hay que trabajar por atender las necesidades sociales de los ciudadanos y hacer políticas que estimulen el crecimiento y la creación de empleo, pero ahí casi nadie se da por aludido.
Cada vez lo tiene más difícil el Rey a la hora de dirigirse a los españoles por Navidad, y posiblemente en diciembre del año que viene nos enviará a todos un twitt diciéndonos: “ Feliz Navidad y…que Dios nos pille confesados”





el solucionador de problemas

18 12 2012

rajoyEn tiempos como los que vivimos no estamos en España para ningún tipo de efemérides ni tampoco para sacar pecho por casi nada, aunque entiendo que el gobierno haya aprovechado que ya ha cumplido un año para intentar explicar o justificar lo que muchos españoles no están dispuestos a entender o a aceptar.
Yo creo que a este gobierno le ha pasado lo que estaba previsto. Los eligieron por mayoría absoluta por dos razones: los ciudadanos querían que se fuesen los socialistas por lo mal que lo habían hecho al tiempo que le otorgaban su confianza a un partido que decía que iba a solucionar los graves problemas en los que nos había metido el anterior presidente del ejecutivo.
El discurso de Rajoy y los suyos cuando estaban en la oposición sonaba muy bien porque hablaba de poner orden en las cuentas, evitar el despilfarro, bajar los impuestos y crear empleo y, aunque decían que iba a resultar complicado, mantenía su promesa de convertirse en el “solucionador de problemas” que necesitábamos los españoles, y a eso se agarraron los votantes.
Lo que los políticos nunca deben olvidar es que los electores, cuando existen graves problemas, son impacientes y buscan a alguien que los resuelva con urgencia, por eso por más que se empeñe el presidente del gobierno en hablar la ”herencia recibida”, las presiones de Europa, y la necesidad de hacer lo que sea para que los intereses de la deuda no nos ahoguen, al personal no le valen explicaciones, porque lo que exige con soluciones.
Todo esto no le ha pillado por sorpresa al gobierno que sabía dónde se metía y conocía las dificultades que se iba a encontrar, pero Rajoy prefirió suavizar su mensaje durante la campaña electoral porque el tacticista de Arriola le convenció de que las malas noticias era mejor que las contara cuando ya hubiese ganado las elecciones.
Con la calle movilizada (que es lo que toca cuando gobierna la derecha) y la sociedad huérfana de alternativa, como indican todas las encuestas, el presidente de gobierno hace lo que puede aunque no lo que prometió, convencido de que tiene fuelle y apoyos parlamentarios suficientes para que , antes de que concluya la legislatura, pueda decir: “os lo dije, esto tenía arreglo”.





34 años después

6 12 2012

Hoy hace 34 años que aprobamos nuestra Carta Magna en referéndum, y a pesar de que tenemos una de las constituciones más jóvenes de la Europa democrática, según los últimos datos conocidos de la encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas, siete de cada diez españoles están insatisfechos con nuestra democracia.
Este dato es alarmante y muy de preocupar porque hay quienes están confundiendo la crisis económica con nuestro sistema político, y las consecuencias de eso históricamente han sido las dictaduras o el auge de los partidos fascistas.
La constitución nos garantiza un sistema de libertades y así es reconocido en la encuesta del CIS por un 41,7 por ciento, pero un 44,6 afirma que la ley de leyes se respeta poco o nada en nuestro país.
Los datos estadísticos reflejan tendencias y es una realidad incuestionable que la sensación generalizada de los ciudadanos españoles es que tenemos un marco legal que no sirve para los objetivos que marcaron los constituyentes hace más de tres décadas.
Evidentemente la crisis más grave que padecemos como país no es la económica porque ésta la superaremos más pronto que tarde. La verdadera crisis que tenemos es la institucional y ésa no es tan sencilla de arreglar salvo que hagamos una revolución democrática.
La democracia debe ser fuerte y la nuestra es débil porque quienes han jurado cumplir y hacer cumplir las leyes, se las pasan cada día por el arco del triunfo y no les pasa nada. Nuestra obligación es fortalecer la democracia y no permitir que salga gratis que políticos como Artur Mas sean practiquen la insumisión legal, o que gobernantes como Rajoy incumpla su programa electoral , por no hablar del partido socialista que ahora está en la oposición pero que cuando gobernaba hace escasamente un año hacía lo mismo.
Los ciudadanos se sienten indefensos ante quienes les representan y eso no es lo que preveía nuestra constitución, que sigue siendo válida. Lo único que hace falta es que la cumplamos.





defraudar es de pobres

3 12 2012

banca suizaAyer escuché esta frase (“defraudar es cosa de pobres”)  a un inspector de Hacienda que explicaba en el programa ·”Salvados” que si se acabase con el fraude de las grandes empresas y de la economía sumergida, España arreglaría su problema de déficit y no tendría necesidad de ir al mercado de la deuda secundaria.

Hoy ha acabado el  plazo de la tan denostada amnistía fiscal y, según las informaciones de las que disponemos,  los grandes evasores y defraudadores no han respondido como el ministerio de Hacienda esperaba. No han sido muchos los que han regularizado su situación acogiéndose al pago del 10% de sanción de la cantidad defraudada, pero en cambio sí ha habido un número significativo de rentas afloradas que a partir de ahora cotizarán a Hacienda.

Esto último parece ser que se debe a que la banca suiza y también la de Andorra han advertido a sus clientes españoles por carta que, para continuar operando con ellos con normalidad, deberán justificarles que están al día con Hacienda, es decir, que en estos días se han acogido o a la Declaración Tributaria Especial (DTE) o han regularizado voluntariamente sus cuentas opacas.

Luego están los que sin hacer ningún tipo de arquitectura financiera porque no saben hacerlo ni tienen medios,  no declaran a Hacienda, hacen facturas sin IVA o cobran en negro,   y unos y otros consideran que defraudar es cosa de listillos en vez de delincuentes, y yo creo que si ellos pagasen los demás estaríamos sometidos a una menor presión fiscal y habría dinero para  no tener que hacer recortes y poder atender  las necesidades sociales.

En algunos países como en los Estados Unidos al que pillan defraudando al fisco se le cae el pelo en la cárcel porque los delitos fiscales y financieros se consideran muy graves  y de eso supo mucho  Al capone o a Bernand Madoff. En cambio aquí en España los que roban dinero público no lo devuelven e incluso se atreven a negociar condiciones para hacerlo a medias.

Definitivamente… defraudar es cosa de pobres.