españa es diferente

5 02 2013

3270084playa4Les voy a dar varios nombres a ver si les suenan de algo:
Pál Schmitt, Karl Teodor zu Guttenberg, Charles Kennedy, Max Streibl , Maxime Bernier y Chris Huhne. Lo que a primera vista habrán deducido es que ninguno de ellos es español. Son políticos ingleses, alemanes, húngaros y canadienses que han sido noticia porque todos ellos han dimitido de sus cargos por haber comerido alguna irregularidad, que van desde haber plagiado su tesis doctoral, haberse dejado invitar a una vacaciones pagadas por un amigo sin darle nada a cambio, por haber tenido una novia a la que le contaron secretos de su departamento ministerial,porque le pidieron que se marchara a su casa 25 compañeros de partido, o simplemente por haber intentado convencer a su ex mujer que asumiera por él la pérdida de puntos, tras haber sido cazado a excesiva velocidad en el año 2003.
Todos ellos entendieron como normal que no podian seguir en sus cargos y se marcharon. Esta es una prueba más de que ninguno de ellos es español. Ellos antes de dimitir ocupaban los cargos de Presidente de Hungría, ministro alemán de defensa, Presidente del partido liberal demócrata británico, Presidente de Baviera, ministro de defensa de Canadá, o ministro de energía del Reino Unido.
Tal vez cuando pasen varias generaciones de españoles viviendo en democracia y la cultura civica de nuestro Pais haya calado hasta los huesos y en la mente de los ciudadanos, empiece a ser normal en España que cuando un politico comete un error que tiene que ver con la ética, se va a su casa sin esperar a que lo echen los ciudadanos o los tribunales.
No tengo mucha confianza en que alguna vez cambiemos, porque corromperse es un deporte nacional que practican unos ciudadanos que son envidiados por los que desearian hacerlo y no tienen ocasión.





una europa sin futuro

27 01 2013

angela_merkel_with_beerEuropa lleva camino de convertirse en una colonia de Alemania porque, como ya escribí hace mucho tiempo, después de dos intentos fracasados de dominar Europa por las armas, lo están consiguiendo por la vía del ahogo económico y financiero de nuestros países. (http://diegoarmario.wordpress.com/2012/09/23/europa-una-colonia-alemana/ )
Alemania se está financiando gracias a la crisis de los países endeudados, y ninguno reacciona porque nos tienen cogidos por la bolsa de nuestra prima de riesgo.
El primer ministro inglés David Cameron ha dicho que si gana las próximas elecciones someterá a referéndum la permanencia o no del Reino Unido en la Unión Europea, y eso que ellos tienen banco central y moneda propia, pero no encuentra en estos momentos sea ventajoso pertenecer a una instituciones europeas sin capacidad de decisión para casi nada porque todo necesita el visto bueno de Berlín.
Los ingleses, como buenos isleños, nunca se sintieron muy a gusto con los del Continente, y su euroescepticismo puede que tenga alguna explicación razonable.
Cada vez que veo que Rajoy o Monti le piden permiso a Angela Mérkel para tomar alguna decisión y le requieren que ella ayude y ésta les responde con desprecio que aun tienen que hacer mejor sus deberes y no que sean tan pedigüeños, me llevan los demonios porque no se ve futuro con una política impuesta que no permite tener ningún sentido social
Yo creo que Europa ha sido y debe seguir siendo algo más que un espacio para mercaderes. El Mercado Común se creó en el Tratado de Roma como una Comunidad con unos principios políticos y unos objetivos económicos, pero la política de la postguerra estableció fuertes condiciones a los futuros socios para que ninguno sacase los pies del tiesto, pero pasados los años, y con las ampliaciones a nuevos miembros con criterios más laxos, nos han llevado hasta este momento en el que el futuro de la Unión está cuestionado y en riesgo.
No sé cuál es la solución o si ya no existe ninguna, pero no me gusta que hayamos aceptado como inevitable que Europa es el patio trasero del Bundestag





inventarse españa

31 12 2012

57037-944-550El partido socialista quiere reformar la constitución para que encajen en ella los que ni la asumen, ni están dispuestos a respetarla, y es de agradecer que sus dirigentes sean ingenuamente optimistas, aunque lo razonable sería que ,en vez de ir por libre en temas de Estado, se pusiesen de acuerdo con el otro partido de ámbito nacional y con el que se alterna periódicamente, cuando las urnas así lo deciden, en el gobierno de España.
A la derecha y a la izquierda en este país lo que les pierde es que no se soportan y asì nos va. El Psoe apuesta por una España Federal como punto de encuentro entre los recentralizadores y los independentistas como si no supiesen que “lo que no puede ser no puede ser y además es imposible”.
Siempre se ha dicho que los experimentos se hacen con gaseosa y una vez que se está razonablemente seguro del resultado se utiliza dinamita, pero en España somos muy partidarios de evitar ensayos e ir a las bravas a resolver lo que generalmente es más difícil.
Yo estoy persuadido de que los españoles llevamos demasiados siglos sin ponernos de acuerdo en casi nada que sea fundamental, y lo que no entiendo es por qué a principios del siglo XXI hay quienes se siguen sorprendiendo de que España sea un pais de gente aparentemente civilizada que a veces, pero no siempre, es capaz de convivir sin odiar a alguien. Lo razonable es establecer unas normas de convivencia y atenerse a ellas, sin pedirle a nadie que se parezca demasiado a los demás ni piense como el vecino. Basta, creo yo, con respetar al otro, y reafirmarse en la idea de que un mundo de iguales, de clones, de militantes de una sola idea sería insoportable, porque quienes son capaces de excluir al que piensa diferente son los que alimentan esta triste historia de nuestro pais.
Y como hoy es el último dia de este año haré una apuesta,también ingenua, por un tiempo menos malo, menos convulso y más entrañable entre todos los que vivimos aqui.





un pais en huelga

8 12 2012

01huelga-pilotosHasta El País, de Cebrián, cosa impensable en toda la vida del señor, ha estado en huelga, claro que como son tan educados lo han hecho sin que se escuche mucho el ruido que producía el silencio de sus rotativas, pero uno tras otro todos los sectores van protagonizando una huelga en España para reclamar sus derechos y algunos sus privilegios.
El asunto “mollar” está en dilucidar si todas las huelgas son efectivas y producen el efecto que se persigue con ellas, o si algunas se hacen por el simple deseo de provocar una mayor tensión, porque los huelguistas saben que no van a conseguir los objetivos económicos que exigen.
La huelga como instrumento de presión y también de expresión pública de un descontento, además de ser un derecho constitucional, tiene sentido, pero cuando lo que se solicita es imposible obtenerlo o porque no hay medios en la contraparte para satisfacer esas exigencias, o porque sería ilegal ceder, deja de ser una acción razonable.
No se trata de que yo haga una lista de huelgas vigentes o previstas, porque ni todas son iguales ni tampoco merecen unánimemente la misma consideración, pero citaré solamente dos una en el sector privado y otra en el público.
La anunciada huelga de Iberia, que es continuación de las numerosas huelgas que esta Compañía ha venido haciendo desde la fusión con British Airways, va a dejar en la calle a numerosos trabajadores porque, independientemente de la mala gestión de los directivos de la aerolínea española, no hay dinero para atender las reclamaciones laborales de un colectivo que gana más dinero y trabaja menos horas que otros colegas de su sector. Las huelgas de Iberia han costado demasiados millones de euros. Si esta Compañía desaparece habrán colaborado activamente a conseguirlo muchos de sus empleados.
La otra huelga de la que hablaré más extensamente en otra oportunidad es la de la sanidad pública madrileña. Es una huelga preventiva, basada en futuribles no comprobados. Es por tanto una huelga política que dice defender la sanidad de los usuarios, aunque sus protagonistas los dejan sin atención, y muchos de ellos por las tardes trabajan en esa sanidad privada que tanto denostan.
Huelgas así, desahogan pero no resuelven nada.





34 años después

6 12 2012

Hoy hace 34 años que aprobamos nuestra Carta Magna en referéndum, y a pesar de que tenemos una de las constituciones más jóvenes de la Europa democrática, según los últimos datos conocidos de la encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas, siete de cada diez españoles están insatisfechos con nuestra democracia.
Este dato es alarmante y muy de preocupar porque hay quienes están confundiendo la crisis económica con nuestro sistema político, y las consecuencias de eso históricamente han sido las dictaduras o el auge de los partidos fascistas.
La constitución nos garantiza un sistema de libertades y así es reconocido en la encuesta del CIS por un 41,7 por ciento, pero un 44,6 afirma que la ley de leyes se respeta poco o nada en nuestro país.
Los datos estadísticos reflejan tendencias y es una realidad incuestionable que la sensación generalizada de los ciudadanos españoles es que tenemos un marco legal que no sirve para los objetivos que marcaron los constituyentes hace más de tres décadas.
Evidentemente la crisis más grave que padecemos como país no es la económica porque ésta la superaremos más pronto que tarde. La verdadera crisis que tenemos es la institucional y ésa no es tan sencilla de arreglar salvo que hagamos una revolución democrática.
La democracia debe ser fuerte y la nuestra es débil porque quienes han jurado cumplir y hacer cumplir las leyes, se las pasan cada día por el arco del triunfo y no les pasa nada. Nuestra obligación es fortalecer la democracia y no permitir que salga gratis que políticos como Artur Mas sean practiquen la insumisión legal, o que gobernantes como Rajoy incumpla su programa electoral , por no hablar del partido socialista que ahora está en la oposición pero que cuando gobernaba hace escasamente un año hacía lo mismo.
Los ciudadanos se sienten indefensos ante quienes les representan y eso no es lo que preveía nuestra constitución, que sigue siendo válida. Lo único que hace falta es que la cumplamos.





el arte de ir en bolas

27 11 2012

 Hay días que no está uno para relexiones aburridas y como de vez en cuando busco alejarme del comentario político hoy me voy a entretener escribiendo sobre cosas que aun siendo en aparuiencia menos inmportantes no por ello son menos iunteresantes.

Jugaré  con metáforas que, además de constituir un uso más o menos ocurrente del lenguaje, siempre ayudan a mandar mensajes subliminales para que cada uno los interprete como quiera, y para ello les voy a hablar del arte de ir en bolas.

Desnudarse puede ser algo hermoso o espantoso y por esa razón no es aconsejable que cualquiera se preste a hacerlo en público, porque no todos consiguen el efecto deseado. No es lo mismo que se despeloten unos bomberos cachas o unas modelos no bulímicas a que lo hagan señores o señoras que carezcan de argumentos físicos para exhibirse. Sin embargo, el desnudo como forma de protesta o como medio para  sensibilizar a la opinión pública, cada día es más habitual y posiblemente eficaz.

La última noticia relacionada con esta práctica ha sido la  que tiene que ver con un grupo de madres que han decidido ser modelos de un calendario erótico para recolectar el dinero que les permita pagar un autobús que lleve a sus hijos al colegio.Ellas viven en la localidad valenciana de Monserrat y el cole de sus hijos está a unos kilómetros por carreteras peligrosas.

La consejería de educación de Valencia  suprimió ese servicio y las madres de los chavales,  que tenían que ir al colegio a pie y con riesgo, no han esperado a que el poder político resuelva ese problema porque saben que la solución podría tardar en llegar. La iniciativa privada casi siempre es más expeditiva y eficaz que la desidia pública.

Lo que no sé es si los ciudadanos que ya están desnudos, como consecuencia de esta crisis, van a conseguir algo o no.





las otras crisis

18 11 2012

Cada día cuando leemos los periódicos nos encontramos con las mismas tristes noticias, repetidas una y otra vez, sobre idénticos temas que hablan siempre de los mismos países. Para los ciudadanos de esta zona del mundo en la que vivimos nosotros solo existe la prima de riesgo, el déficit, los recortes sociales, los desahucios , las cifras del paro, la señora Merkel y, de vez en cuando, Obama.
Nosotros, que conocemos de cerca lo mal que lo están pasando muchos de nuestros compatriotas, no contemplamos otro escenario imaginable que el de regresar a una situación mejor, porque nos parece que no sería soportable ir a peor. Sin embargo, más allá de nuestras fronteras ocurren cosas peores y sobreviven muchos ciudadanos en condiciones lamentables y no obstante olvidadas.
En Europa llevamos mirándonos el ombligo casi toda la vida, y solo volvemos los ojos para lo que hace tiempo llamábamos el tercer mundo y ahora es el cuarto, a la hora del telediario cuando después de informarnos sobre lo que creemos importante, las televisiones rellenan el tiempo que les queda con temas menores que ocurren en países lejanos.
Además de la nuestra hay otras muchas crisis y no consuela saber que otros están peores que nosotros, porque esos que lo están pasando peor también son de los nuestros. Los que mueren por los ataques de Israel a Gaza y de Gaza a Israel.
El mundo esta dividido en pro árabes y pro judíos y cada vez que alguien aborda este espinoso tema saltan las alarmas de la intolerancia y la radicalidad como si no existiesen argumentos que sirviesen para dar la razón a unos o a otros según los casos. Israel es la potencia militar fuerte y Palestina es la zona deprimida. Los cohetes que Hamás lanza contra Israel son menos potentes que sus misiles pero también causan muertos. Paradójicamete los Israelitas se han convertido en Goliat y los palestinos se asemejan a David, pero la violencia surge en las dos partes.Unos atacan y otros dicen que se defieden, y mientras tanto mueren niños y civiles. Es una historia inacabada de guerra, pobreza, hambre, falta de libertad y generaciones perdidas.
Esa sí que es una crisis total, para la que después de tantos años dudo que exista esperanza.