ministras videntes

31 10 2012

Al igual que ocurrió con Zapatero Rajoy tiene también una ministra visionaria que ve brotes verdes donde el resto del personal solo alcanza a atisbar nubarrones oscuros. Con el gobierno socialista fue Elena Salgado la que vislumbró un futuro prometedor para la economía española, aunque su error de cálculo estuvo en que lo que realmente intuía era lo bien que le iba a ir a ella personalmente cuando dejase la política, ya que a los tres meses de salir del gobierno era fichada con un suculento sueldo por Endesa para que se ocupara de su área en Chile.
La vidente de Rajoy es la ministra de trabajo Fátima Báñez que, en un momento en el que el drama del paro golpea a los españoles con mas dureza que nunca, le ha dado por afirmar que “la cosa se está arreglando” y, si no fuera porque la gente ya no se fía de lo que dicen los políticos, sonaría a una broma de muy mal gusto. Menos mal que su compañero de partido y el Presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijó, ha desmentido esta afirmación de la ministra, aunque no así otros miembros de su grupo que creen que gobernar consiste en dar buenas noticias aunque sean falsas.
Me parece muy bien que el Psoe, a través de su portavoz parlamentaria Soraya Rodríguez. Haya exigido una rectificación de las palabras de la ministra Fátima Báñez, porque yo soy de los que opina que la amnesia sobrevenida de los socialistas que gobernaron hasta hace dos días no les invalida para criticar conductas similares a las que ellos tuvieron. Lo que yo le pido a nuestros gobernantes y a quienes lo fueron y aspiran a regresar a la Moncloa, es que dejen de pensar que los españoles o somos tontos o demasiado crédulos, porque la crisis económica, que ya dura unos cuantos años, y ellos mismos, nos han convertido en unos ciudadanos muy desconfiados.

Anuncios