huelga de padres

17 10 2012

España es un País en el que cuando no hay un problema nos lo inventamos y cuando realmente existe en vez de intentar resolverlo hacemos todo lo posible por convertirlo  en algo mucho mayor.

Digo esto porque al tiempo que aparecemos estadísticamente  como el país con mayor nivel de fracaso escolar  y  con un más bajo nivel de conocimientos, los padres de los  alumnos de secundaria están promoviendo estos  días una huelga para que sus hijos no asistan a clase.

Yo recuerdo que hace años las huelgas de estudiantes las hacían los estudiantes y los padres les reprochaban que no fuesen a clase, y hablo en tercera persona porque a mí las huelgas  me tocaron ya en la Universidad, pero como padre me he encargado de protestar personalmente cuando no estaba de acuerdo con algo, en vez de utilizar a mis hijos para hacer política.

Aquí nadie se ha detenido a reflexionar seriamente sobre por qué llevamos decenios fracasando como país en nuestros planes de enseñanza, ni por qué cada vez que un partido político de signo distinto llega al gobierno echa por tierra la reforma educativa del anterior y ponme en marcha la suya propia como si España fuese una finca que se arrienda cada cuatro u ocho años a un nuevo aparcero político.  Hace mucho tiempo que no podemos sentirnos orgullosos como sociedad de la formación que reciben nuestros estudiantes ni en educación secundaria ni en Formación profesional ni en estudios  universitarios. En esta materia como en tantas otras España necesita el consenso de los grupos parlamentarios, pero no hay manera de conseguirlo porque la enseñanza es un territorio para la confrontación-

Cuando se protesta por los recortes en tiempos de crisis se ejerce un derecho pero  creo que se equivocan los representantes de la Comcapa. Bastaría con que promoviesen protestas protagonizadas por ellos mismos y si quieren que dimita el  ministro Jose Ignacio Wert que se lo pidan al Psoe que ya lo hace por ellos.