una europa sin futuro

27 01 2013

angela_merkel_with_beerEuropa lleva camino de convertirse en una colonia de Alemania porque, como ya escribí hace mucho tiempo, después de dos intentos fracasados de dominar Europa por las armas, lo están consiguiendo por la vía del ahogo económico y financiero de nuestros países. (http://diegoarmario.wordpress.com/2012/09/23/europa-una-colonia-alemana/ )
Alemania se está financiando gracias a la crisis de los países endeudados, y ninguno reacciona porque nos tienen cogidos por la bolsa de nuestra prima de riesgo.
El primer ministro inglés David Cameron ha dicho que si gana las próximas elecciones someterá a referéndum la permanencia o no del Reino Unido en la Unión Europea, y eso que ellos tienen banco central y moneda propia, pero no encuentra en estos momentos sea ventajoso pertenecer a una instituciones europeas sin capacidad de decisión para casi nada porque todo necesita el visto bueno de Berlín.
Los ingleses, como buenos isleños, nunca se sintieron muy a gusto con los del Continente, y su euroescepticismo puede que tenga alguna explicación razonable.
Cada vez que veo que Rajoy o Monti le piden permiso a Angela Mérkel para tomar alguna decisión y le requieren que ella ayude y ésta les responde con desprecio que aun tienen que hacer mejor sus deberes y no que sean tan pedigüeños, me llevan los demonios porque no se ve futuro con una política impuesta que no permite tener ningún sentido social
Yo creo que Europa ha sido y debe seguir siendo algo más que un espacio para mercaderes. El Mercado Común se creó en el Tratado de Roma como una Comunidad con unos principios políticos y unos objetivos económicos, pero la política de la postguerra estableció fuertes condiciones a los futuros socios para que ninguno sacase los pies del tiesto, pero pasados los años, y con las ampliaciones a nuevos miembros con criterios más laxos, nos han llevado hasta este momento en el que el futuro de la Unión está cuestionado y en riesgo.
No sé cuál es la solución o si ya no existe ninguna, pero no me gusta que hayamos aceptado como inevitable que Europa es el patio trasero del Bundestag





el regreso de berlusconi

9 12 2012

Silvio-berlusconiItalia es una excepción en el mapa europeo, y aunque a veces pensamos que estamos peor que ellos no es cierto porque aquí al menos no tenemos a Berlusconi.
La verdad es que no consuela que nuestros chanchullos y corruptelas sean menores que en la tierra de Rómulo, pero lo importante es que allí todo lo revisten de aparentes buenas maneras, diseñan a la perfección hasta sus golfadas, ocultan sus problemas económicos, mantienen los sueldos más altos de los parlamentarios de toda Europa en plena crisis y son capaces de convivir con la mafia ya sea pagana o religiosa.
Italia es pura belleza dentro de su propio caos y a día de hoy perviven analistas que aun no han llegado a comprender cómo un país así ha sobrevivido desde Mussolini a nuestros días.
Su sentido dramático y tragicómico hace que sean capaces de compatibilizar sus propias contradicciones. Dicho lo cual, para que no queden dudas, me gusta la gente de ese país, aunque no comprendo del todo a sus políticos.
A lo largo de su reciente historia posterior a la segunda guerra mundial han tenido de todo entre la camada de sus representantes públicos, porque desde los socialistas a los democristianos no ha habido ninguno significativo que no pasara por una imputación o por el banquillo de un tribunal, pero el caso de Berlusconi es un tema aparte.
Los anteriores dirigentes políticos sometidos a sospecha de irregularidades, corrupción y relaciones con la mafia, fueron más discretos o menos escandalosos que il cavaliere, pero Silvio Berlusconi es la imagen más repugnante del abusador en el sentido más amplio del término.
Ha anunciado que se presentará nuevamente como candidato a la Presidencia del gobierno, ha provocado una crisis institucional y ha hecho que el primer ministro Monti anuncie que dimite después de que se aprueben los presupuestos del estado para el próximo año.
La lista de sus delitos juzgados algunos y sentenciados también, aunque recurridos, es tan extensa que en cualquier sitio seria inimaginable que no estuviese inhabilitado para ejercer un cargo público, pero Italia…es Italia.