gente que protesta

1 12 2012

2012_11_27_4DARNjwPrGDhyNGiT67YK2Cada vez que algún colectivo protesta o se manifiesta en la calle es recibido con división de opiniones porque hay quienes no entienden la razones de su enfado. Es cierto que para resultar más convincentes, algunos – el personal sanitario por ejemplo – están exagerando y diciendo que nos roban la salud, cuando eso no es cierto, porque se ha demostrado lo contrario en varios hospitales andaluces o madrileños de gestión privada que funcionan mejor que antes.
Pero eso forma parte del juego dialéctico. Yo creo que hay razones para la protesta y ejercerla es un derecho. Lo anormal y sorprendente seria que con la que está cayendo la gente estuviese calladita y viendo la televisión en su casa porque la sociedad de hoy, por suerte, no es como la que describía Jarcha en su canción emblemática del post franquismo “Libertad sin ira”. Por entonces la gente “era muy obediente, hasta en la cama”, pero ahora, y sobre todo en estos tiempos de penuria, hay que hacer que el poder se sienta incómodo y que recuerde que está al servicio de los ciudadanos porque a veces parece que estuviera a las órdenes de los amos de Europa.
Estos dias los estudiantes y sus profesores universitarios dan clases en la calle a modo de protesta por los recortes, los médicos y enfermeras de la sanidad publica de Madrid se manifiestan bailando para hacer más amable su huelga a quienes la padecen, los jueces se unen en contra de las tasas judiciales y los desahuciados siguen organizados en contra de la ejecución de esas ordenes que les dejan en la calle.
Gracias a estas protestas cívicas se han conseguido cosas y se ha hecho que los poderes rectufiquen en algunas cosas y tomen conciencia de les hemos elegido no solo para que controlen el déficit, sino fundamentalmente para que los ciudadanos vivamos mejor y con más derechos.
Que la gente presione a los poderes públicos y a las instituciones financieras ( que son un poder fáctico de primer orden ) es una forma de ejercer la democracia. Yo veo más eficaz la protesta con argumentos, en la que no se cuelan los profesionales del lío, que las que hacen quienes no concretan nada y exigen todo. Pedir la luna cuando no te la pueden dar es una forma de aparecer como muy reivindicativo y al tiempo como muy inútil





huelga de padres

17 10 2012

España es un País en el que cuando no hay un problema nos lo inventamos y cuando realmente existe en vez de intentar resolverlo hacemos todo lo posible por convertirlo  en algo mucho mayor.

Digo esto porque al tiempo que aparecemos estadísticamente  como el país con mayor nivel de fracaso escolar  y  con un más bajo nivel de conocimientos, los padres de los  alumnos de secundaria están promoviendo estos  días una huelga para que sus hijos no asistan a clase.

Yo recuerdo que hace años las huelgas de estudiantes las hacían los estudiantes y los padres les reprochaban que no fuesen a clase, y hablo en tercera persona porque a mí las huelgas  me tocaron ya en la Universidad, pero como padre me he encargado de protestar personalmente cuando no estaba de acuerdo con algo, en vez de utilizar a mis hijos para hacer política.

Aquí nadie se ha detenido a reflexionar seriamente sobre por qué llevamos decenios fracasando como país en nuestros planes de enseñanza, ni por qué cada vez que un partido político de signo distinto llega al gobierno echa por tierra la reforma educativa del anterior y ponme en marcha la suya propia como si España fuese una finca que se arrienda cada cuatro u ocho años a un nuevo aparcero político.  Hace mucho tiempo que no podemos sentirnos orgullosos como sociedad de la formación que reciben nuestros estudiantes ni en educación secundaria ni en Formación profesional ni en estudios  universitarios. En esta materia como en tantas otras España necesita el consenso de los grupos parlamentarios, pero no hay manera de conseguirlo porque la enseñanza es un territorio para la confrontación-

Cuando se protesta por los recortes en tiempos de crisis se ejerce un derecho pero  creo que se equivocan los representantes de la Comcapa. Bastaría con que promoviesen protestas protagonizadas por ellos mismos y si quieren que dimita el  ministro Jose Ignacio Wert que se lo pidan al Psoe que ya lo hace por ellos.