franquismo sociológico

22 11 2012

Dicen, los que al parecer entienden de estas cosas, que publicar informaciones que supuestamente implican a Artur Mas y a Jordi Pujol en prácticas corruptas puede reforzar la mayoría electoral  de Convergencia i Unió en las elecciones del próximo domingo, y yo digo que si es así ¡”bendita sea la Moreneta!”

Si los periodistas renunciásemos  a contar noticias porque pueden tener un efecto no deseado por alguien, estaríamos cometiendo un grave error además de incumplir con la elemental obligación de informar sin autocensura.

Hablar de este asunto, como todos los temas de corrupción que afectan o han afectado al PP, al PSOE y a cualquier otra formación política,  es una cuestión de higiene democrática y más aun cuando desde los medios catalanes se cuidan muy mucho de no molestar al partido que les financia en época de crisis.

Lo del oasis catalán no es una metáfora. Allí nunca ocurre nada que pueda molestar al poder político, porque como decía un amigo mío, “cuando te pregunta que qué pasa, tú respondes que no pasa nada, y… si pasa, se le saluda”.

Sobrevivir a contracorriente es muy duro y es comprensible que la gente se acoja a la respiración asistida para no asfixiarse, salvo que saque la cabeza y respire aire no subvencionado.

Javier Nart, que apoya a Ciudadanos, ha dicho que en Cataluña existe un franquismo sociológico, porque en la época del dictador cuando había manifestaciones antifranquistas el régimen decía que eran protestas anti españolas, como ocurre ahora con las críticas al Presidente de la Generalitat. No es normal que el partido político que lidera la Generalidad y que va a ganar las elecciones tenga su sede social embargada por el caso Palau. Es una cosa inaudita y aquí no pasa absolutamente nada”.

Mientras tanto La Vanguardia apoya a veces el silencio y a veces el jaleo. La pela es la pela y ser “grande de España” no significa nada porque que te den un título no supone  que seas merecedor de él

Anuncios




el dinero de los diputados

4 11 2012

La Federación Española de Bancos de Alimentos ha rechazado la oferta de los diputados socialistas de entregarles la cantidad correspondiente a un día de su salario, porque aunque valoran la buena voluntad que hay detrás de esa acción, no quieren que se les vincule a ninguna organizacion politica. Yo creo que tanto los que ofrecen ayudar están en su derecho a hacerlo y los que rechazan esa ayuda también. Cada uno tiene sus razones. Los socialistas vinculan esa ayuda al dinero que perderían si hiciesen la huelga general prevista para el 15 de noviembre, y los de FESBAL, con su educado rechazo, les están diciendo que no les utilicen a ellos en un dia de clara connotacion politica.
El año tiene 365 días y si los diputados de cualquier grupo parlamentario, de forma individual o colectiva, quieren darle dinero a las Organizaciones que ayudan a los más necesitados, pueden hacerlo en cualquiera otra oportunidad, pero mucho me temo que no lo harán si no obtienen un rédito de imagen a cambio.
Hace unos dias, algunos de los grandes pensadores en frases cortas de este pais inundaron la red con una denuncia en forma de interrogación “¿ Qué interés torticero se esconde detrás de la decisión de Amancio Ortega de donar veinte millones de euros a Cáritas?”.
¿Se harán esta misma pregunta ahora o en este caso no procede porque los generosos de unos cuantos euros son gente más simpatica?
Para estos sesudos e inquietos defensores de la pureza de las acciones de quienes tienen dinero y se atreven a aparecer como solidarios en vez de como les corresponde: es decir como unos cerdos egoístas, resultaba incomprensible una acción generosa en la que no se busque nada a cambio.Si reflexionaran mínimamente llegarían a la conclusión de que hay quienes siendo generosos no buscan ninguna compensación porque lo tienen casi todo y en cambio los que objetivamente sí tienen algo que ganar podrían ser unos aprovechados del momento.
Lo mejor es no criticar ni a unos ni a otros y que la gente aporte lo que quiera y pueda porque hay muchos que los necesitan.





algunas mujeres

1 10 2012

Sé que voy a hacer un cóctel peligroso al mezclar los nombres de algunas mujeres que hoy son noticia y no para bien, pero cuando los asuntos  que podrían sugerirme un comentario siguen siendo Más, Rajoy, Rubalcaba, los mercados y la angustia que nos espera a la vuelta de la esquina, prefiero meterme en un lío en vez de aburrir al personal.

Cristina Fernández de Kirchner, Presidenta de Argentina me cae peor que un  cólico nefrítico, y ése es motivo suficiente para recordar que lleva años sin dar una sola rueda de prensa en su país donde gobierna como si fuese una enorme finca de su propiedad, protegida por la Cámpora que es un grupo que impone su ley con métodos mafiosos. Pues bien la señora ha cometido el error de someterse a  seis preguntas de los estudiantes  de la Universidad de Georgetown (Washington) y a diez de los de Harvard (Boston). Las preguntas le incomodaron, sus respuestas fueron ataques personales, y no explicó convincentemente como tiene un patrimonio de 70 millones de dólares, la mayor parte de él obtenido durante sus etapas de gobierno.

Otra mujer a la que le hago un hueco hoy en mi blog es a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que en vez de estar calladita para pasar más discreta después de haberse paseado con la gente que acompaña al Rey, incluida la cacería de Botsuana, ha dicho de su Majestad que “ El rey es un tesoro nacional.. Cuando  entra en una habitación, irradia calidez y carisma y se conecta con todo el mundo. Nadie se salva de ella.” Sin más comentarios.

Para completar el trío de mujeres de las que hoy me ocupo hablaré del  drama de la ex mujer de Jesulín de Ubrique que después de haber vendido su vida y milagros a una televisión que hace carnaza de todo lo que pilla, ha entrado en un psiquiátrico. El dinero que ha ganado que ha sido mucho pero sólo le ha servido para caer más en el pozo. Lo cierto es que de las tres mujeres la que queda peor es la española, aunque en el fondo no es la más mala de las tres, aunque sí la más desgraciada.

Ahora que lo pienso creo que hoy he caído muy bajo porque no recuerdo haber escrito jamás algo tan inconexo y superficial, pero con tal de no faltar a mi cita diaria hago lo que sea.





líderes de mercadillo

30 09 2012

  Si alguien quiere buscar a un líder, que vaya a cualquier plaza, estadio de fútbol o explanada en la que se esté celebrando un concierto y que lo elija a su gusto, pero que no se esfuerce en encontrarlo entre los que se llaman a sí mismos dirigentes políticos o empresariales de este pais porque les digo yo que son mercancía averiada.

Últimamente en España es más fácil decir que uno es líder que aprobar unas oposiciones a cartero, porque cualquiera que salga tres veces en un programa de gran audiencia en la televisión, se ponga un pañuelo palestino al cuello, tenga unos dientes que den asco y asalte supermercados, o presida una asociación de vecinos sin déficit en sus cuentas, se autoproclama más importante que el Cid Campeador.

No se extraña que eso sea como parece porque, si un líder es Artur Mas, que cuando acabe todo el follón que ha montado desaparecerá por el sumidero de la historia de Cataluña como ha hecho Montilla, o Mariano Rajoy que va perdiendo un punto por mes en intención de voto, o Alfredo Pérez Rubalcaba, que no consigue que le hagan caso en el PSOE ni unos ni otros, o Cayo Lara que junto con Llamazares orina fuera del tiesto a todas horas, es mejor que vayamos a un mercadillo a ver si encontramos a algún otro que nos resulte más barato.

Cuando veo a la gente en la calle manifestándose contra lo que hay me pregunto si conocen a alguien que les merezca más confianza que los que quieren que se vayan, porque lo dramático es que no existe recambio conocido ni fiable.

Cada vez que escucho que tenemos una sociedad enferma, tiendo a pensar en una sociedad sin valores morales, como son la justicia, la solidaridad y la honestidad en nuestros comportamientos. Pienso en una sociedad corrupta en la que los que no se aprovechan de los demás sienten envidia de quienes sí consiguen hacerlo. Pienso en una sociedad en la que los referentes van desapareciendo y los líderes brillan por su ausencia, aunque en ese momento surgen numerosos personajes en todos los ámbitos que reclaman para sí mismos una cuota de liderazgo de la que carecen.

No sé si Valentín Fuster, Director General del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, tiene la solución cuando afirma que “la salud consiste en que una parte de tu cerebro decide que quiere cuidarse”, pero si es así necesitamos urgentemente que nos funcione socialmente ese lóbulo  porque si no vamos hacia el infarto.





Un semestre gris

27 06 2010

Hace tiempo que alguien dijo aquello de “la fiesta se acabó”, referido a la etapa de dispendio, lujos, exageraciones y desmesuras con la que funcionábamos en España creyéndonos que éramos la octava potencia industrial del mundo y que íbamos a superar a Italia y a Francia, con gran disgusto de Berlusconi y Sarkozy.
La verdad es que eso no se lo creía nadie, pero era el momento de sacar pecho y  utilizar metáforas futbolísticas aprovechando la buena imagen de nuestra selección.
Este semestre nos ha bajado los humos, sobre todo porque hemos estado en el foco de atención y observación de los países miembros de la Unión Europea, que señalaban a la presidencia española no como un ejemplo a imitar sino como una historia a no repetir.
Al final tanto el presidente permanente del Consejo, Herman Van Rompuy, como el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso,,que son chicos educados, han agradecido el trabajo de España como presidencia de turno durante este semestre y han destacado que ha sido una etapa excepcional, al estar marcada por la crisis económica y ser la primera bajo el Tratado de Lisboa, que redujo las competencias de las presidencias rotatorias.
No es momento de hacernos sangre ni de flagelarnos, pero en aras del rigor y de la verdad debemos afirmar que la de Zapatero ha sido una presidencia gris, triste, algo gastosa a pesar de la crisis, sin ninguna influencia sobre las políticas a seguir y sin ningún liderazgo, mínimamente representativo.
Estos meses, el país que presidía por turno rotatorio la Unión, ha sido llamado al orden, presionado, obligado a hacer reformas y examinado por sus iguales, con lo que la imagen que hemos dado ha sido la de un socio en apuros, sin crédito y sometido a un período de prueba para ver si cumple con los deberes impuestos o hay que sacarle tarjeta roja.
No sé si a la fuerza ahorcan, pero tal vez los disgustos que se ha llevado Zapatero en su orgullo de mal gobernante estén sirviendo para conseguir que ocurra algo positivo este semestre, aunque sea al final.





Cameron, un euro escéptico inteligente

22 05 2010

David Cameron ha cruzado el charco del canal de la Mancha, ha dejado atrás lo que ellos consideran que es el continente, y ha venido a la isla Europea en la que entre otros países están Francia y Alemania.

Los ingleses a veces resultan insoportables, pero ellos no se dan cuenta y por eso insisten en conducir por la derecha indicando que los equivocados somos todos los demás que hemos acordado unas normas de circulación universalmente aceptadas.

Ellos no creen en una Europa grande y unida y han cultivado una cierto desprecio hacia lo que hacemos el resto de los ciudadanos de la Unión, pero a pesar de todo saben que nos necesitan y que se les acepta con esas peculiares y artificiales diferencias de las que se sienten tan orgulloso.

Cameron ha visitado Paris y Berlín para hablar con Zarkosy y Merkel y en ambas capitales ha subrayado la importancia de la cooperación para combatir la crisis económica en Europa.

Sabe el premier británico que, aunque él tenga la libra, un euro frágil e inestable puede complicarle la vida a sus compatriotas y por eso, aunque mantiene sus diferencias con la política económica que en Alemania quieren implementar, no duda en decir que ellos también están interesado en una situación distinta a la del riesgo actual.

En esta etapa de crisis una vez más se distinguen los políticos con credibilidad y liderazgo de los improvisadores y aficionados.

Tal vez por eso, España está entre los segundos.





¿Qué Europa?

6 05 2010

 

 Lo del viejo continente es una historia inacabada por más que seamos la cuna y la tumba de civilizaciones, regímenes y e instituciones de rancio abolengo que hemos creado y posteriormente aniquilado con la tranquilidad irresponsable de quien cree que el tiempo todo lo cura.
En estos momentos tenemos a Grecia incendiada, a Inglaterra pensando que la isla somos los demás y feliz de no haber entrado en la zona euro, a Italia sobreviviendo gracias a la fortaleza de su sociedad civil y a pesar de sus gobiernos, a Francia queriendo recuperar su grandeza y sin saber cómo hacerlo, a Alemania amenazando con romper la baraja si aquí los países no se disciplinan y a Portugal, Irlanda y España jugando a hacer trampas en el solitario.
Nos queda la cultura y los monumentos, aunque también eso se quiere cuestionar por algunos gobiernos que dicen que el cristianismo no dejó huella en nuestra civilización, tal vez porque no se han pateado las calles de las ciudades europeas, ni han leído la literatura que dan fe de ello.
Pero al margen de este digresión, que tiene sentido si fuera dirigida a los alumnos de la LOGSE, de la Europa de la que hablamos es de una Europa en crisis porque no tiene disciplina para ser y aparecer como una gran federación de países.
Comenzamos siendo la Europa de los mercaderes, luego fuimos la Europa de las libertades, pasamos por la Europa club selecto en el que no entraba cualquiera, luego apareció la Europa de las dos velocidades hasta llegar a la Europa de hoy en día que es la del “todo a cien”.
Toda crisis es una oportunidad y Europa debería aprovecharla seriamente si quiere ser un referente político y económico respetado y tenido en cuenta.
Debemos ir hacia la Europa de la responsabilidad y el rigor y quien no acepte estas reglas y estos compromisos sabrá que no es miembro de un club en el que todos deben empujar en la misma dirección.
La vacuna contra el contagio es evitarlo.