sensaciones / cuestión de piel

14 08 2014

El blog de Diego Armario

image

Hoy he oído decir a un voluntario de la Cruz Roja que cuando un inmigrante ilegal consigue llegar a España y ve cómo se acerca un barco color butano a salvarlos, sonríen como si estuvieran viendo a Dios, y que cuando otro inmigrante es devuelto y fracasa en su intento, siente una enorme tristeza por haberle fallado a los suyos a los que pretendía ayudar de haber conseguido su propósito. Y ha añadido: ” para entenderlos hay que ponerse en su piel “.
Hay pretensiones imposibles por más que a veces nos recomienden que nos pongamos en la piel del otro. Como mucho, haciendo un gran esfuerzo de imaginación y desarrollando toda la empatía de la que alguien con algo de sensibilidad es capaz, podemos intuir lo que pasa por la cabeza y por el corazón de quienes son felices o están tristes, gozan o sufren, tienen unas ganas enormes…

Ver la entrada original 203 palabras más

Anuncios