sensaciones/amigos,amiguetes y oportunistas.

10 08 2014

El blog de Diego Armario

image Cada vez que echo gasolina , cuando voy a pagar, un inmigrante negro que está en la puerta del establecimiento me saluda sonriente y amable con un “buenos días, amigo”. Cuando salgo le doy alguna moneda, le sonrio y me despido con la misma frase “hasta luego, amigo “. Ni él sabe mi nombre ni yo el suyo y nos llamamos “amigo” solamente porque la expresión suena a afectuosa, aunque tampoco nos tenemos cariño porque sólo nos conocemos de un hola y un adiós cada diez días.
Esto de la amistad es algo muy serio, por escaso, y su concepto a veces lo devaluamos con productos de imitación.
Yo creía que sólo los niños, que por su edad no han tenido ocasión de llevarse desengaños, llamaban amigos a cualquier chaval que jugase con ellos, pero ahora resulta que gente en edad de saber distinguir entre el bien y el mal…

Ver la entrada original 191 palabras más