Bombero y pirómano

25 06 2013

El blog de Diego Armario

ImagenSi “Jesús del gran poder” – es decir, Jesús Polanco – levantase la cabeza, le daría una alegría a Rubalcaba, un disgusto a Rajoy y una carta de despido a Juan Luis Cebrián.

 El que fuese su hombre de confianza y brazo ejecutor implacable de sus consignas políticas y empresariales, ha dilapidado no solo el capital económico del grupo de comunicación más potente de España y uno de los más prestigiosos de Europa,  que está prácticamente en quiebra, sino que también ha conseguido devaluar el prestigio periodístico de El País y dinamitar la cohesión de sus redactores .

Cebrián se ha enriquecido al tiempo que se empobrecía la empresa de la que es Consejero Delegado, y ha decidido que continúa al mando del grupo unos años más.  Lo contó en su Junta General de Accionistas  y ha habido uno que no se ha mordido la lengua.

Ver la entrada original 252 palabras más


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: