6 03 2013

El blog de Diego Armario

trillo-efe--644x362Cada vez que se habla del coste de las embajadas de Cataluña y el País Vasco en el exterior, la gente se echa las manos a la cabeza, empezando por el gobierno de España, y todo el mundo despotrica de los lendakaris o presidentes que despilfarran recursos en estos asuntos, en momentos de apreturas, recortes y de crisis económica.
Lo que no dice casi nadie es que esos supuestos embajadores, no son tales, ni representan a sus Comunidades, ni tampoco son reconocidos oficialmente por los gobiernos de los países en los que están residenciados. Son unos embajadores de chichinabo que no pertenecen al cuerpo diplomático, ni tienen más categoría representativa que la que le otorga en gobierno de España, único interlocutor válido y reconocido por los países con los que mantenemos relaciones. Eso es lo que establece la Convención de Viena de 18 de abril de 1961 que regula las…

Ver la entrada original 169 palabras más