el equipo del “régimen”

7 12 2012

Mosaico Que Lucirá El Camp Nou Para El 'Clásico'La vida da tantas vueltas que ya no es nada parecido a lo que fue.
Durante cuatro decenios el Real Madrid fue el equipo del régimen y el franquismo presumía de los éxitos del equipo blanco como si fuesen propios. Tan es así que el dictador utilizaba el estadio Santiago Bernabeu para sus demostraciones sindicales, lo cual era una verdadera contradicción, porque por entonces solo existía el sindicato vertical, pero en la catedral de los triunfos madridistas le rendían pleitesía y mostraban su agradecimiento unos sindicatos a los que con el tiempo se han parecido otros más recientes.
Han pasado los años y estigma de ser el equipo del régimen – en este caso el régimen nacionalista catalán – se lo ha ganado a pulso el Barça, al que no se le puede discutir ninguno de sus numerosos y brillantes méritos deportivos, pero al que tampoco se le puede negar que está al servicio de las consignas políticas de la Generalitat.
Tienen derecho a hacerlo y… allá ellos, pero a mi personalmente me entristece que el Presidente de esta entidad, su entrenador y sobre todo algunos de sus jugadores hagan de marionetas en manos de un personaje, Artur Mas, que está contaminando y poniendo al servicio de sus intereses políticos a una sociedad civil que siempre fue muy plural. Y he dicho alguno de sus jugadores porque otros se dedican a hacer bien su trabajo y a opinar con libertad de todo lo que les da la gana, pero no se suman miméticamente a las campañas que promueve el gobierno de CiU.
Sandro Rosell ha acertado cuando ha dicho que el Barcelona es un club universal porque tiene apoyos en todo el mundo y representa muchas sensibilidades, pero se equivoca cuando permite que los políticos utilicen al Barça. Entre los socios y simpatizantes azulgranas hay de todo, y politizar a un club de masas puede resultar útil a unos pero es una torpeza que provocará el distanciamiento de otros.
Mezclar churras con merinas nunca dio buen resultado.

Anuncios