defraudar es de pobres

3 12 2012

banca suizaAyer escuché esta frase (“defraudar es cosa de pobres”)  a un inspector de Hacienda que explicaba en el programa ·”Salvados” que si se acabase con el fraude de las grandes empresas y de la economía sumergida, España arreglaría su problema de déficit y no tendría necesidad de ir al mercado de la deuda secundaria.

Hoy ha acabado el  plazo de la tan denostada amnistía fiscal y, según las informaciones de las que disponemos,  los grandes evasores y defraudadores no han respondido como el ministerio de Hacienda esperaba. No han sido muchos los que han regularizado su situación acogiéndose al pago del 10% de sanción de la cantidad defraudada, pero en cambio sí ha habido un número significativo de rentas afloradas que a partir de ahora cotizarán a Hacienda.

Esto último parece ser que se debe a que la banca suiza y también la de Andorra han advertido a sus clientes españoles por carta que, para continuar operando con ellos con normalidad, deberán justificarles que están al día con Hacienda, es decir, que en estos días se han acogido o a la Declaración Tributaria Especial (DTE) o han regularizado voluntariamente sus cuentas opacas.

Luego están los que sin hacer ningún tipo de arquitectura financiera porque no saben hacerlo ni tienen medios,  no declaran a Hacienda, hacen facturas sin IVA o cobran en negro,   y unos y otros consideran que defraudar es cosa de listillos en vez de delincuentes, y yo creo que si ellos pagasen los demás estaríamos sometidos a una menor presión fiscal y habría dinero para  no tener que hacer recortes y poder atender  las necesidades sociales.

En algunos países como en los Estados Unidos al que pillan defraudando al fisco se le cae el pelo en la cárcel porque los delitos fiscales y financieros se consideran muy graves  y de eso supo mucho  Al capone o a Bernand Madoff. En cambio aquí en España los que roban dinero público no lo devuelven e incluso se atreven a negociar condiciones para hacerlo a medias.

Definitivamente… defraudar es cosa de pobres.