Somos violentos

25 11 2012

Seiscientas cincuenta mujeres han sido asesinadas oor sus parejas en España. Cuarenta y tres han fallecido en lo que va de año y en Europa una de cada diez mujeres ha sufrido violencia sexual.
Hoy se celebra el dia internacional contra la violencia de género, y como todas las fechas que ha establecido Naciones Unidas pretenden sensibilizar a la opinión pública sobre un problema grave, aunque todos sabemos que no basta con celebrar jornadas de este tipo porque la solución , si existe que yo lo dudo, está en la educación y e las leyes.
La violencia, y no el amor o la generosidad, es una característica del ser humano, y de eso pueden hablar con autoridad los psicólogos que cada día ven en sus consultas cómo hombres, mujeres, niños y ancianos, se hacen violencia a sí mismos o a los demás.
En materia de violencia el más fuerte tiene ventaja sobre el débil, el más desequilibrado sobre el pacífico, el inculto sobre el preparado, el amoral sobre quien tiene principios, el hombre sobre la mujer y solo en la medida en que se inviertan estos términos sera posible volver a equilibrar la balanza.
Nos sorprendemos de la violencia de los hombres contra las mujeres pero somos capaces de convivir con otras violencias que cada dia vemos en todos los ámbitos de la vida. Evidentemente no trato de comparar la reprobable y repugnante cobardía de esos hombres que maltratan física o psicológicamente a sus parejas con otro tipo de acciones, pero vivimos en una sociedad tensionada, insociable, en la que muchos son incapaces de convivir con los demás, donde el insulto o la amenaza constituyen la expresión más corriente de respuesta y la convicción de que solo el que es más fuerte triunfa y se sale con la suya.
Hace tiempo que alguien dijo que el hombre era un lobo para el hombre, y no se equivocó. Con el paso de los años lo único que hemos hecho ha sido perfeccionar los instrumentos de violencia sobre los demás. Las sociedades primitivas no creo yo que fuesen más violentas, eran menos sutiles a la hora de abusar de los demás . La ventaja de nuestro sistema actual es que existen leyes que castigan a los agresores y la sociedad es más consciente y rechaza frontalmente la violencia contra la mujer, pero el germen ahi está y mientras aceptemos convivir con otros tipos de violencia, no habremos avanzado nada.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: