justicia cubana

16 10 2012

Angel Carromero cuando consiga regresar de La Habana no regresará jamás como tampoco se le borrará nunca de su mete cómo son las cárceles allí. Le han condenado por ser el causante por imprudencia de la muerte de un ciudadano cubano en accidente de tráfico y de pasó han enviado un recadito a quienes quieren ir a  la isla a entrevistarse  y echarle una mano a los opositores al gobierno de los hermanos Castro.

Osvaldo Payá hasta después de muerto sigue siendo una víctima del régimen cubano, porque ni él, que al no estar vivo no puede hacer nada, ni su familia, han podido evitar que quienes le persiguieron, encarcelaron y torturaron en vida dejen de utilizar su imagen en su propio beneficio.

Estos días hay quienes sostienen que lo que ha ocurrido en el proceso contra Angel Carromero ha sido simplemente un acto judicial por un accidente de tráfico, como si en Cuba las cosas fuesen así de simples o como si en la dictadura caribeña la justicia fuese independiente y no estuviese al servicio y a las órdenes del régimen.

Insisto en que la verdadera víctima ha sido Oswaldo Payá líder de la oposición política al gobierno cubano, premio Andrei Sajarov y candidato al Premio Nobel de la Paz en cinco ocasiones, porque era un hombre que en un eventual proceso de apertura podría haber representado con posibilidades de tener un gran apoyo popular frente a los candidatos comunistas. Un accidente de tráfico ha truncado su vida y de paso le ha resuelto un problema a los gobernantes de la isla.

La familia del opositor cubano ha declarado que la condena de cuatro años a Angel Carromero “era lo esperado: después de un juicio injusto, una sentencia injusta”, porque ellos,  que sí conocen bien cómo se las gastan los “Castro”,  saben que una falta de tráfico o un delito de imprudencia en la conducción, puede derivar en un juicio político si es responsable es un dirigente de un partido de derechas que ha ido a Cuba a ayudar a la oposición.

Yo no niego que Carromero haya podido conducir de forma imprudente y que sea merecedor de la sanción que le corresponda, pero si el responsable de este accidente hubiese sido un ciudadano ignoto y sin ninguna vinculación política con la derecha española, el asunto se habría resuelto con consecuencias penales menos graves.

En Cuba no dan puntada sin hilo y de eso saben algunos españoles  conocidos que han viajado a la isla y han sido grabados manteniendo relaciones sexuales con cubanos/as, y posteriormente advertidos de que deben portarse bien si no quieren que se vean esas grabaciones.

La justicia deja mucho que desear en todas partes pero en algunos sitios más que en otros.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: