a palos contra las mujeres

18 03 2010

 

Los estertores de las dictaduras son siempre igual de lamentables. Ocurrió con la de Franco, con  la de Ceaucescu, y está ocurriendo con la de los hermanos asesinos que comparten el apellido Castro.

La fase previa al final de estos regímenes se caracteriza por el aumento de la brutalidad, y el enrocamiento en la defensa de sus privilegios y la persecución cada vez más indiscriminada de sus enemigos.

En Cuba han descubierto que ya sólo les queda Chávez en Venezuela  y algunos estalinistas irredentos esparcidos por el resto del mundo como agentes que justifican sus desmanes dictatoriales. El gobierno de la isla se resiste a entender que está perdiendo la oportunidad de permitir una transición pacífica que permita reconciliar a los cubanos de dentro y de fuera, pero lo que no ha sido capaz de intuir es que se le está acabando el tiempo.

La Unión Europea se ha sumado de forma indubitable a la condena internacional contra la persecución que hacen de los disidentes.

El Presidente del Parlamento Europeo Jerzy Burzek ha condenado la brutalidad policial contra Las damas de Blanco, en Cuba, a las que los agentes del régimen apalearon.

Este colectivo que fue merecedor del Premio Sajarov que concede cada año el parlamento europeo a quienes defienden la libertad y la democracia aun no han podido recibir el galardón porque el régimen de los Castro no les permite salir del país.

La vida de Guillermo Fariñas y otros presos están en peligro pero es evidente que la determinación de esos luchadores por la libertad es más fuerte que la opresión a la que están sometidos. Todos ellos merecen al menos no sentirse sólos. El silencio de los demócratas sería imperdonable.


Acciones

Information

One response

28 02 2011
Miguel Angel Montero

Tengo 26 años, y jamás en mi vida he visto a nadie acribillado a balazos en las aceras de mi pueblo. Nunca he tenido la oportunidad de conocer a una sola familia cubana que tenga a un ser desaparecido, sin dejar rastros, a causa de estos 50 años de Revolución. Sin embargo, sí he visto y sentido en mi propia carne la hostilidad implacable de otro gobierno extranjero. Sin embargo, sí he visto, escuchado y sentido, el porfiado argumento de esos que se empeñan en mentir, diciendo que lo de Cuba es una tiranía sangrienta, un país de presos de conciencia, y de sufridas damas que visten de blanco.

Fue precisamente un fascista quien dijo que una mentira repetida mil veces puede convertirse en verdad, y no es nada casual que a ello apuesten nuestros enemigos de dentro y de fuera. Los que no conciben que Cuba, a pesar de los pesares, siga haciendo posible el milagro de los panes y los peces.

Si no fuera por lo claridad que la memoria guarda a los 26 años, casi me pudieran confundir: ¡Tan obsesivo y terco resulta el empeño de toda una industria de la contrarrevolución! Pero que suerte la nuestra de no ser precisamente un pueblo de vendepatrias y de conciencias con precio.

Aunque no merezca titulares en el exterior, por algún extraviado resquicio de la vergüenza, ha de gravitar la rabia que provoca la mentira descubierta. Las revelaciones de 2 agentes de la seguridad cubana, infiltrados en la contrarrevolución interna, una vez más desnudan la mercantil ideología de una disidencia made in USA.

Porque el Sol no se tapa con un dedo, desde la comprada oposición brota un combatiente. Desde donde más infundados parecen los argumentos, y más absurdas las mentiras brota una verdad primaria, elemental. Como los carteles que no logran boicotear las obras construidas, como los premios por la paz para lavar el pago de plañideras de blanco a sueldo de potencias enemigas.

Las razones de Cuba no necesitan repetirse mil veces para que se hagan ciertas, ahí está la denuncia eficaz, la demostración formidable de cómo se construye un disidente, una campaña, una mentira.

Se puede decir más alto pero no más claro: ¡No existen damas en un pueblo de héroes y heroinas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: