Cuba, una isla rodeada no solo de agua

10 03 2010

 

Cuba sigue siendo una isla, pero no solo está rodeada de agua sino también de voces que piden la democracia para los que allí sufren una de las dictaduras más feroces que existen desde hace 51 años.

A veces la chispa que hace saltar todo por los aires es un hecho imprevisto, un caso que parecía no tener trascendencia, un tema que los dictadores pueden considerar menor, aunque siempre es un tema mayor la vida de un ser humano.

La muerte por huelga de hambre, acelerada por la negativa de las autoridades político/sanitarias cubanas a darle agua en los últimos días de su vida a Orlando Zapata, ha sido probablemente esa gota que ha colmado el vaso de la paciencia y de la conciencia a veces adormecida de la Comunidad Internacional.

En Cuba llevan muriendo en sus cárceles o en los paredones de fusilamientos  cientos de ciudadanos desde hace varios decenios, pero nada ni nadie ha conseguido hasta el momento que los dictadores aflojen la tensión y respeten los derechos humanos de sus conciudadanos que más que compatriotas son sospechosos de sedición por el sólo hecho de pensar que quieren ser libres.

El Parlamento europeo ha instado hoy a la Comisión  a que se “intensifiquen las medidas pertinentes para exigir la liberación de los presos políticos y garantizar el trabajo de los defensores de los derechos humanos”. Pero además – y resulta curiosa la terminología empleada para referirse a Catherine Asthon – se le exige a la jefa de la diplomacia europea que establezca de inmediato un diálogo estructurado con la sociedad civil cubana y con aquellos sectores que apoyen una transición pacífica en la isla

No valen las componendas, ni los cálculos ni las medias tintas con los gobiernos que no respetan los derechos humanos, y Europa y su parlamento dan la talla en este momento al no permanecer tibiamente en el difícil y bochornoso equilibrio de entender o lamentar, en vez de condenar a la dictadura castristas y sus tropelías.

Hace tiempo que se decía de Méjico que estaba muy cerca de Estados Unidos y muy lejos de Dios. Hoy podemos decir que Cuba esta cada día mas cerca del resto del mundo democrático porque la irracionalidad de último bastión comunista no puede durar mucho más tiempo.